Especial
Los directivos del plantel llamaron a los padres del niño para que acudieran a declarar ante el Ministerio Público y conocer dónde había tomado el arma el estudiante

Un adolescente de la escuela primaria Policronio Figueroa provocó temor entre sus compañeros, debido que de su mochila sacó un revólver calibre 38 y empezó jugar en éste.

Este es el segundo caso que un alumno es detectado con un arma fuego en el salón de clases en una semana, ya que el pasado 21 de enero, un estudiante de la Escuela Secundaria Federal No. 2 de Tapachula se le encontró un revólver calibre 22 en su mochila.

Esta vez, un estudiante de la escuela primaria Policronio Figueroa ingresó al plantel con el arma calibre 38 y cuatro cartuchos.

Cuando el estudiante de quinto año de primaria sacó el arma y los cartuchos, para jugar y enseñarla a sus compañeros, los adolescentes de inmediato denunciaron el incidente a los maestros y al director.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Municipal y Estatal para asegurar el arma de fuego.

Los directivos del plantel llamaron a los padres del niño para que acudieran a declarar ante el Ministerio Público y conocer dónde había tomado el arma el estudiante.

Por este caso, las clases se interrumpieron unos momentos.

Los padres de familia pidieron que para el martes las autoridades de La Trinitaria, municipio fronterizo con Guatemala, instalen el operativo "mochila segura" en la entrada al plantel, con la colaboración de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana.

Por estos hechos, la Fiscalía abrió carpetas de investigación.