Foto: Tomada de Internet
Aunque los padres intentaron resucitarlo, el menor ya no tenía signos vitales

Un estudiante de secundaria se quitó la vida en Puerto Vallarta, Jalisco, debido a que sus padres lo castigaron quitándole su tableta electrónica.

De acuerdo con el portal Contraparte, los hechos ocurrieron el pasado 28 de de enero, en un domicilio ubicado en la agencia municipal Mojoneras de Puerto Vallarta.

Según los primeros reportes, la noche anterior el niño de 11 años tuvo una discusión con sus padres, quienes lo castigaron impidiéndole utilizar su iPad.

El menor se retiro a su cuarto muy enojado. Al día siguiente se levantó y se fue a la escuela; tras concluir las clases regresó a casa y se metió a su habitación. 

Cuando los padres volvieron notaron la ausencia del menor, por lo que preguntaron a su otro hijo sobre su hermano, quien les dijo que se encontraba en su cuarto.

Los padres decidieron ir a hablar con el niño, pero al entrar a la habitación se dieron cuenta de que su hijo estaba colgado. Aunque la pareja intentó resucitar al menor, además de pedir ayuda de una ambulancia, el menor ya no presentaba signos vitales.

Personal de la Fiscalía General de Jalisco se trasladó al lugar de los hechos para realizar las indagatorias correspondientes y posteriormente trasladar el cuerpo al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley.