Foto: Archivo
Se trata de los pequeños del pueblo de Nacozari, Sonora, guiados por La Matatena, Asociación de Cine para Niñas y Niños A. C.

En Nacozari se gestó el arte de una manera muy especial. Un grupo de 17 niños, de entre ocho y 13 años de edad, pusieron manos a la obra para crear el cortometraje animado “Nita la Minita”, con el cual no sólo se adentraron en el mundo cinematográfico, sino que también expresaron lo que sienten por su entorno.

El proyecto es parte de los esfuerzos que Grupo México (a través de Casa Grande) está realizando en comunidades del país para difundir entre ellas la cultura, en colaboración con la Asociación de Cine para Niñas y Niños La Matatena. En entrevista para VANGUARDIA, Carlos Lozada, vocero del primero y Mayela Valdez, miembro del segundo, nos contaron los pormenores de esta labor.

“Pretendemos darle la voz a las comunidades para que sean ellos quienes nos cuenten las historias de transformación, gracias a este modelo y para lograrlo estamos enseñándoles cine y empezamos con los niños, porque queremos generar escuela”, contó Lozada.

“Dimos con La Matatena, que tiene más de 20 años haciendo estos talleres para la producción de cortometrajes de animación de stop-motion y pues ha sido un descubrimiento de lo más afortunado y estamos muy contentos con los resultados de este programa piloto”, agregó.

“Siempre buscamos con ellos cuáles son los temas y de qué quieren hablar”, comentó Mayela, “nosotros no les damos como una línea, aunque hay a veces proyectos específicos donde sí tenemos que hacerlo.

“El objetivo principal es la libre expresión del niño y no llevamos una línea, simplemente vamos ayudándolos a que elijan cuál es la mejor historia y la mejor forma para contarla y que entre todos vayamos creando”.

Explicó que su forma de trabajo consiste en desarrollar la historia a partir de un personaje y en este caso se trató de “Nita La Minita”, la cual refleja el contexto en el que ellos crecen en este pueblo de Sonora.

“Hemos detectado que es más fácil hablar a través del personaje y reflejarte sin darte cuenta. Ellos pueden decir que es una piedra, pero esa piedra va a tener a flor de piel las características del niño”, explicó Valdez, “Nita es un reflejo de la cercanía que ellos tienen con el entorno natural, el que ven diariamente y fue muy natural que saliera este personaje”.


La experiencia resultó muy enriquecedora para todas las partes involucradas, pero en especial para los niños y sus familias, cuyas rutinas se desarrollaron alrededor de este proyecto con especial interés.

“Les despertó demasiada pasión”, comentó Mayela, “los niños no se querían ir a sus casas, no se salían a tomar lunch, o tomaban un poco y seguían haciendo cosas, incluso una niña me contó que hasta su mamá le amenazaba con castigarla de no ir al taller, porque 
desarrollaron una gran pasión por él”.

Esta no es la primera interacción que los pequeños han tenido con alguna expresión artística, sin embargo, todas esas experiencias han sido gracias a Casa Grande, espacio que se ha encargado de difundir la cultura entre los habitantes de este lugar.

“Nacozari es una población de 13 mil habitantes en las que Grupo México ha hecho esfuerzos para mejorar la calidad de vida, tanto en la parte cultural como en la parte de espacios públicos y no hay nada similar. Es una comunidad alejada. El municipio está construyendo una casa de cultura con fondos del Fondo Minero pero hasta ahorita Casa Grande es el único faro en la niebla culturalmente hablando”, explicó el vocero del organismo.

“Cuando llegué a Nacozari no me esperaba a niños con tanto acceso a la cultura, tanto acceso a las artes y me quedé muy sorprendida al ver el acercamiento, las capacidades y las cualidades que tienen formadas esos niños, es una comunidad muy especial, está muy bien culturalmente”, comentó Mayela al respecto.

El cortometraje será llevado a participar en eventos y festivales, y Carlos Lozada explicó que una vez que termine este ciclo de su vida planean presentarlo al público general en alguna plataforma de video en línea.

El Dato

Trabajaron en 20 sesiones de cuatro horas, aunque Mayela aseguró que a veces empezaban antes o se extendían, debido al interés de los niños.

Grupo México tiene presencia en 16 comunidad de 11 estados, incluidos Sonora, Baja California, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, San Luis Potosí, Zacatecas, Chihuahua y Campeche.

Esperan pronto comenzar actividades en Nueva Rosita, Coahuila.

Objetivo. Los pequeños tuvieron un primer acercamiento con el mundo cinematográfico gracias a Casa Grande.El proyecto será llevado a festivales y luego a alguna plataforma en línea.