La afectada aseguró que fue agredida por su ex pareja, la cual se metió a su casa

Rolando Mujica pasó una semana repleta de pesadillas, preso en el penal y sin empleo por acumulación de faltas, y todo porque su ex esposa lo acusó de violación.

Sin embargo, el juez que llevó su caso decidió que no hubo agresión sexual hacia la víctima y modificó el delito a violencia familiar.

La detención de Rolando se dio el domingo 7 de Julio por la noche, en la colonia Nuevo Teresitas.

Según el informe policial homologado de la Policía Preventiva, la afectada aseguró que fue agredida por su ex pareja, la cual se metió a su casa.

Dijo que la golpeó y asegura que la sacó a rastras a unas tapias y ahí abusó sexualmente de ella.

Por ese motivo, el hombre fue puesto a disposición del Ministerio Público y aportó pruebas por parte del médico legista.

Fue entonces que el juez solicitó pruebas médicas que dieron como resultado que la mujer tuvo contacto sexual, pero sin violencia, por lo que presumen que hubo consentimiento por parte de la afectada.

Debido a esta se modificó la carpeta de investigación al de violencia familiar y tendrá que seguir compareciendo cada vez que el juez lo requiera. Ayer se le dio la libertad con una medida cautelar que es la comparecencia.