Hacer Patria bajo la 4T consiste en tener un presidente que entrega la educación de las futuras generaciones de mexicanos más pobres de los estados de Guerrero, Chiapas, Michoacán y Oaxaca a la CNTE. Esta agrupación acordó con AMLO que en las leyes secundarias de la reforma educativa “no habrá evaluación docente, pero si, contratación automática de los egresados de las Normales y el poder de decidir sobre las promociones de los maestros”. Además, la CNTE buscará la autorización de “modelos alternativos de educación” y de sus “propios libros en vez de los oficiales de texto gratuito”. 

Hacer Patria bajo la 4T consiste en tener un presidente que ante más de 19 mil homicidios dolosos cometidos por la violencia criminal que azota al país de enero a agosto de 2019; puede conjurar ese mal con estas palabras: “Fuchi! ¡Guácala!, que hay que mandar ¡al carajo! a la delincuencia”.

Hacer Patria bajo la 4T consiste en tener un presidente que nos pide que perdonemos a José Mireles, ex líder de las autodefensas en Michoacán y actual subdelegado del ISSTE, cuando llama a las mujeres “pirujas” y “nalguitas” en un entorno nacional de violencia generalizado contra las mujeres. A julio de este año iban 549 feminicidios en el país.

Hacer Patria bajo la 4T consiste en tener un presidente que utiliza la Guardia Nacional para criminalizar a los migrantes y mantener, así, una posición humillante ante los EU. Mientras el Ejército y la Marina son humillados por turbas de bárbaros (perdón, no son turbas, son pueblo) y los grupos criminales se reparten el país.

Hacer Patria bajo la 4T consiste en tener un presidente que defiende a Manuel Bartlett por no declarar 23 inmuebles y dos grandes predios con un valor aproximado de 800 millones de pesos, para resumir la acusación de “sus enemigos” a esta frase: “es un ataque de sus opositores”.

Hacer Patria bajo la 4T consiste en tener un presidente que permite a sus moren@s bailar un jarabe tapatío sobre la Constitución: Ley Taibo “que legaliza la designación de un funcionario que no reúne los requisitos”; Ley Bonilla “que viola las normas electorales” y la Ley Garrote “que endurece las penas y viola derechos constitucionales”.

Hacer Patria bajo la 4T consiste en tener un presidente que promueve cambios a la Ley de Extinción de Dominio que “violan la presunción de inocencia, para quitar propiedades a los ciudadanos sin que haya una sentencia firme”.

Hacer Patria bajo la 4T consiste en tener un presidente que arma un presupuesto para sus impulsar sus programas clientelares y no para reactivar la economía del país y generar certidumbre a los inversionistas nacionales e internacionales.

Por todo lo anterior, prefiero hacer Patria con mi bien amado poeta José Emilio Pacheco cuando escribe: “No amo mi Patria. Su fulgor abstracto es inasible. Pero (aunque suene mal) / daría la vida/ por diez lugares suyos/ cierta gente/ puertos, bosques de pinos/ fortalezas (…) varias figuras de su historia/ montañas/ y tres o cuatro ríos”.

@Canekvin