Foto: Especial
La multas por negarse a colaborar con el INEGI van desde 5 a 500 salarios mínimos, lo que equivale a una suma superior a 61 mil pesos mexicanos

En las últimas horas, la noticia sobre que el INEGI aplicará una sanción económica a las personas que se muestren reacios a colaborar con sus entrevistadores comenzó a causa preocupación entre varios sectores de la población, pues se dio a conocer que dichas multas podría superar los 61 mil pesos.

Pese a que en redes sociales, los internautas se mostraron con un alto grado de escepticismo, esta medida es totalmente una realidad y tiene fundamento en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, concretamente en la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geografía.

De acuerdo con lo estipulado en el artículo 103 constitucional, cualquier entrevistado que se niegue a proporcionar datos o mostrar documentos solicitados podrá ser sancionado con una multa que podría ir de los 5 a los 500 salarios mínimos.

Sin embargo, de acuerdo con datos del INEGI, por lo general se cuenta con amenos un 99 por ciento de participación ciudadana en los censos que se han realizado durante los últimos años.

Foto: Especial

¿Por qué es importante el censo?

En palabras de Edgar Vielma Orozco, quien funge como director de estadísticas sociodemográficas del INEGI, esta edición del censo nacional es particularmente importante debido a que la información recabada durante este proceso será utilizada para definir las políticas públicas rumbo a la siguiente década. 

Los datos de población se utilizan para la construcción de los distritos electorales, así como la determinar cuanto dinero destinará el poder federal para cada estado y municipio de la república. Así como también a hospitales, corporaciones policiacas y planteles educativos.