ARCHIVO
En el Informe del Seguimiento, al segundo semestre de 2020, emitido por la ASE, la Sefir, órgano interno de control del Gobierno de Coahuila, no detalló sanciones precisas como tampoco a la persona a la que le fue aplicada

La Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas (Sefir) mantuvo en la opacidad  las sanciones impuestas a servidores públicos derivados de sus observaciones en cuentas públicas, reveló la Auditoría Superior del Estado (ASE); mientras que los municipios aplicaron las sanciones más leves como lo son los apercibimientos.

En el Informe del Seguimiento, al segundo semestre de 2020, emitido por la ASE, la Sefir, órgano interno de control del Gobierno de Coahuila, no detalló sanciones precisas como tampoco a la persona a la que le fue aplicada.

Por ejemplo, la Sefir informó a la ASE que sancionó a funcionarios de la Secretaría de Finanzas, de Servicios de Salud, del Instituto Estatal del Deporte, del Poder Ejecutivo y de su misma dependencia, pero en la resolución sólo dice “concluido”.

Sin embargo, en el caso de los municipios de Arteaga, Monclova, Sabinas, Saltillo, y Torreón, que también aplicaron sanciones durante el 2020 a servidores públicos, sí otorgan claramente la sanción, y en algunos casos el nombre del funcionario a quien se le aplicó.

Los municipios aplicaron sanciones como apercibimientos públicos y privados, amonestaciones, pero también se abstuvieron de sancionar, en casos donde el señalamiento prescribió o se encontró que no hubo responsabilidad.