Jordi Bosch aseguró en entrevista para VANGUARDIA que Agsal contaría con uno de los mejores indicadores del país. Foto: Vanguardia/ARchivo
Perder en fugas casi la mitad del agua extraída no es motivo de orgullo, señala la Asociación de Usuarios del Agua
Este indicador (40% de fugas) es de los mejores del país, vamos mejorándolo, pero es de los mejores, superando a muchas ciudades importantes”.
Jordi Bosch, gerente de Agsal.

Perder el 40 por ciento del agua extraída por situaciones diversas, no es uno de los mejores indicadores del país, como lo señaló el gerente de Aguas de Saltillo, defirió la Asociación de Usuarios del Agua.

En un escrito entregado a este medio, integrantes de AUAS sustentaron que Saltillo estaría muy lejos de contar con uno de los mejores indicadores del país, debido a que datos del Programa de Indicadores de Gestión de los Organismos Operadores del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (PIGOO), en 2015 las eficiencias fueron de: 80.05% para Tijuana, 80.98% para Mexicali, 69.99% para Monterrey y 67.23% para León, por lo que la capital de Coahuila distaría de tener los “mejores” indicadores.

La Eficiencia Física de Aguas de Saltillo, publicada por PIGOO durante los últimos 13 años, siendo 2015 como la última publicación, muestran variaciones, con cifras como las de 2013, 2014 y 2015 en las que la eficiencia física pasó de 59.08 a 47.56 y de nueva cuenta volvió a subir a 56.15. 

“Difícilmente podemos apreciar una mejora en esta tabla; y no vemos ninguna razón para estar orgullosos”, insitió la Asociación en el escrito. 

Jordi Bosch aseguró en entrevista para VANGUARDIA que Agsal contaría con uno de los mejores indicadores del país y que todavía se podría mejorar, por lo que habría de ser un motivo de orgullo y trabajo en equipo.

“Sería conveniente que Aguas de Saltillo indique:

a) cómo calculan los porcentajes de 21% que se pierde por las fugas técnicas y 19% por tomas clandestinas, lecturas que no se toman o que los medidores no registran adecuadamente

 b) presente un comparativo de los volúmenes de agua medidos en los tanques de distribución y la suma de los consumos de los usuarios a los que se distribuye el agua de cada tanque”, pidió AUAS.