Foto: Especial
Explicó que se ha detectado que ciertas especialidades en medicina no son tan buscadas por los doctores pues muchas veces prefieren especialidades que les permitan al mismo tiempo tener una práctica privada

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, indicó este martes que el tema con la falta de médicos en los hospitales no es porque no existan, sino que hace falta abrir plazas.

"En algunos casos se trata de abrir plazas. No es un asunto de que falten médicos, que no existan los médicos, sino que no están contratados en algún sistema de salud pública o que no se han abierto plazas para ciertas especialidades", dijo el directivo entrevistado en Palacio Nacional.

Explicó que se ha detectado que ciertas especialidades en medicina no son tan buscadas por los doctores pues muchas veces prefieren especialidades que les permitan al mismo tiempo tener una práctica privada.

"Hay que procurar que existan esas especialidades donde hacen falta médicos rurales, médicos familiares (...), hay lugares donde incluso faltan enfermeras, y no es que no existan, sino que existen las plazas y hay que buscar empatar eso", consideró Robledo.

Sobre el IMSS-Bienestar, comentó que han encontrado que no todas las plantillas de los hospitales están completas, pues hay plazas pero no hay contrataciones.

"Es una situación que también tiene que ver con procurar que los especialistas se quieran ir a hospitales rurales que están muy apartados, porque estos hospitales rurales, que son 80 en todo el país, no están en las capitales de los estados", esto último debido a que se buscó que estuvieran ubicados en municipios lejanos.

El 13 de julio, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el sector salud tiene un déficit de 123 mil médicos, heredado por gobiernos anteriores.

"Hay 270 mil 600 médicos generales en el país y debemos tener, de acuerdo con la norma internacional, 393 mil 600 médicos, es decir, nos faltan 123 mil médicos en el país", dijo en su visita al Hospital Rural de Villamar, en Michoacán.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un país debe tener tres médicos por cada mil habitantes, es decir, uno por cada 333 personas.

Según el último censo de población realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2015, el número de habitantes en México es de 119 millones 530 mil 753.

Si se hace la división entre las cifras, se obtiene que México debería tener un médico por cada 359 habitantes.