Foto: Especial
Hugo Valdemar, canónigo penitenciario, y Raymundo Collins, titular de la SSP, negaron que el ataque en casa del Arzobispo Emérito de México, Norberto Rivera, se trate de un atentado en su contra

El canónigo penitenciario y ex vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, y el titular de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, Raymundo Collins, negaron que el ataque en casa del Arzobispo Emérito de México, Norberto Rivera, se trate de un atentado en su contra.

“No hay ningún elemento que nos haga pensar en ello, hasta ahorita (atentado). Las investigaciones tienen que proceder con base en datos concretos y no a especulaciones. No hay que especular”, dijo Valdemar a los medios en el lugar del ataque. 

De acuerdo con el ex vocero, Norberto Rivera no necesita más seguridad para su protección.

“Me parece que tan seguridad suficiente y buena tenía que no pasó a más. Hay que reconocer el valor del policía que enfrentó a estos agresores; no sabemos qué fines tenían, lo hizo con eficacia, los hizo huir. Entonces lo poco que tiene de seguridad parece ser suficiente”, afirmó.

Foto: Especial

Raymundo Collins dijo que en ningún momento estuvo en peligro la vida del cardenal.

“No podemos decirlo (que fue un atentado), no fue un atentado; ya estuve platicando con el cardenal, quien estaba en el fondo dentro de su casa. No estuvo en riesgo. Está impactado por la noticia y más por la persona que murió”, dijo a medios afuera de la vivienda.