Foto: Archivo
Según los maestros, algunos de los hijos, sobrinos y nietos de funcionarios tienen a su cargo direcciones y subdirecciones, y cuentan con apenas 5 años en la actividad docente, lo que puede ser un factor más que afecte a la difícil situación académica que enfrenta México actualmente
“Estamos frente a un modelo mal implantado de la educación finlandesa. Quieren aprobar cosas del primer mundo antes de aterrizar al tercero, donde vivimos”.
Rosario Alvarado, maestra de la Sección 5.

Respecto al inicio a clases, maestros activos y jubilados que participaron en el plantón de Plaza de Armas todavía muestran el fuerte descontento. Comentan que su lucha sigue con la misma protesta que les hizo salir a la calle hace 4 meses, donde duraron 70 días. 

“Nada se ha solucionado, pero este inicio a clases no podrá callarnos”, comentó Patricia Nieto, maestra perteneciente a la Coalición de Trabajadores del Estado de Coahuila. Temen que, con el auge del nuevo modelo educativo, las miradas se desvíen de lo que pelea el movimiento; la mejora en seguridad social y el derecho a la salud digna. 

La maestra jubilada Patricia Nieto, comentó que durante los últimos días, el Movimiento Magisterial tuvo una reunión, en la que el ánimo se notó cabizbajo en las caras de los maestros por miedo a supuestos carpetazos en los asuntos que tienen peleando desde hace más de un año, de los cuáles, 5 mil oficialmente han presentado demandas de problemas económicos posteriores a la jubilación; son 50 mil los que están en riesgo. 

Respecto al modelo educativo recientemente consultado por la SEP antes del regreso a clases, Rosario Alvarado, una de las maestras de la Sección 5, opinó que esta es una nueva forma de desvío de recursos por parte del Gobierno. 

Según los maestros, algunos de los hijos, sobrinos y nietos de funcionarios tienen a su cargo direcciones y subdirecciones, y cuentan con apenas 5 años en la actividad docente, lo que puede ser un factor más que afecte a la difícil situación académica que enfrenta México actualmente. 

SIN DESVÍOS NI FRAUDES 

Los maestros comentaron que este modelo podría resolver o quizá aumentar el nivel educativo si se aplicara adecuadamente, sin desvíos ni fraudes. 

Para este inicio de ciclo escolar seguirán los grupos de 40 hasta 45 personas por aula en Educación Básica; lo que para ellos es el principal problema de que la educación en México sea deficiente. “Los funcionarios no saben lo que necesitan las escuelas públicas. No vienen de escuelas públicas y no tienen a sus hijos en escuelas públicas”, puntualizó Rosario. 

Por su parte, Patricia comentó que volverían a correr los mismos riesgos que en el plantón pasado, de no respetarse sus peticiones u otras que pudieran generarse a raíz de la consulta.