Especial
Ignora cuántos médicos de Coahuila se han negado a prestar sus servicios en casos contrarios a sus convicciones

A través de una solicitud de información hecha a la Secretaría de Salud de Coahuila, se menciona que la dependencia no cuenta con la lista de cuántos médicos han hecho uso de la Objeción de Conciencia, un derecho que también tienen los doctores del Estado

La Objeción de Conciencia se entiende como la negativa a realizar procedimientos y actividades contrarias a sus convicciones éticas y morales de los médicos.

Sin embargo, cuando se ponga en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica no podrá invocarse la Objeción de Conciencia; en caso contrario, se incurrirá en el causal de responsabilidad profesional.

Desde el 22 de marzo de 2018 se aprobó en el Senado una adición al artículo 10 Bis de la Ley General de Salud, en donde se establece que el personal médico y de enfermería, en instituciones públicas o privadas, tendrán derecho a ejercer la Objeción de Conciencia para no prestar aquellos servicios a los que están obligados por la ley, que resulten contrarios a sus convicciones.

La Ley Genera estipula la menara de actuar de todos las entidades de la República en materia de Salud.

En este aspecto, en una solicitud de información realizada a la Secretaría de Salud de Coahuila respondió que no cuenta con un registro documentado de cuántos médicos objetores de conciencia hay en el Estado. 

“La Subdirección de Prevención y Promoción de la Salud informó que por lo que respecta a las Unidades Médicas adscritas a los Servicios de Salud de Coahuila, no se cuenta con un registro documentado de cuántos médicos objetores de conciencia hay”, se señala en el documento.

La instancia acalaró que  no obstante sí se cuenta con un registro de los médicos no objetores de conciencia.

Recientemente la reforma de la Ley Estatal de Salud de Nuevo León adicionó la fracción IV al artículo 48, referente al ejercicio de las profesiones, actividades técnicas y auxiliares y de especialidades en la entidad, y estableció que “el personal médico y de enfermería que forma parte del Sistema Estatal de Salud podrá ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de servicios”.

Por lo anterior, los médicos podrán negarse a prestar cualquier servicio a cualquier persona, si se excusan en el argumento de que va contra su moral, excepto si los pacientes se encuentren en una situación que ponga en riesgo su vida o que se trate de una urgencia.

Según especialistas de la abogacía, lo anterior no especifica claramente en qué casos sí procede la Objeción de Conciencia, por lo que los médicos podrían excusarse de brindar servicios y caer en actos de discriminación.

Entérese

Desde 2018 existe la Objeción de Conciencia a nivel nacional por medio de la Ley General de Salud.

Coahuila no tiene la lista de cuantos médicos han hecho uso de este derecho que otorga la posibilidad de tomar decisiones a partir de criterios religiosos.

Nuevo León y Yucatán ya tienen este derecho incluido en sus leyes estatales.