Acuerdos. Adrián Sada( izq), director general de Vitro a su salida de la reunión entre empresarios y el Presidente López Obrador. | Foto: El Universal
‘En la reunión con el sector no me pidieron, me ofrecieron ayuda’, dice el Presidente

CDMX.- Al asegurar que no hay ruptura con el sector empresarial, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que en la reunión con empresarios en Palacio Nacional, como Carlos Slim, Germán Larrea y Alberto Baillères, éstos expresaron su apoyo y respaldo al plan de reactivación económica, y destacó que en la reunión los empresarios “no me pidieron, me ofrecieron ayuda”.

“Hay de parte de la mayoría de los empresarios, prácticamente todos, lo mismo: una actitud de colaboración y de apoyo. Ayer, en efecto, me reuní con algunos empresarios y sostuvimos un diálogo, una teleconferencia porque algunos están cumpliendo con las recomendaciones de cuidarse, ya son, también en algunos casos, personas mayores, pero están pendientes y están expresando su apoyo al gobierno.

“Les hablo de tres que participaron: Carlos Slim, Alberto Baillères y Germán Larrea, entre otros... y les expuse cuál es el plan que estamos llevando a cabo, estuvieron de acuerdo, esto lo digo para que no haya noticias falsas, no se distorsionen las cosas”.

El mandatario indicó que la conversación de casi tres horas también fue para agradecerles que se hayan comprometido a no despedir a ningún trabajador, “incluso ofrecieron, y esto es importante, que van a apoyar a proveedores de pequeñas empresas, ayudarlos pagándoles lo más rápido posible”.

GRUPO MONTERREY

Por la tarde, López Obrador se reunió en una comida por casi cinco horas con empresarios agrupados en el Grupo Monterrey o Grupo de los Diez, como Armando Garza Sada, presidente del Consejo de Administración de Alfa; Adrián Sada Cueva, director general de Vitro; Juan Ignacio Garza Herrera, director general de Xignux; Eduardo Garza T. Junco, director general de Frisa; Rogelio Zambrano Lozano, presidente del Consejo de Administración de Cemex y Enrique Zambrano Benítez, director de Grupo Proeza.

En comunicado, los líderes del sector privado neoleonés argumentaron que proteger el empleo es complementario a ese propósito, “por lo que se requiere una política pública enfocada a cero despidos y cero cierres de empresas para que la crisis sea 
transitoria”.

Aseguraron al Presidente que los empresarios “no somos sus adversarios, por el contrario, somos un componente indispensable en la eventual recuperación”.