Foto: Especial
Los denunciantes acusaron desde esas plataformas digitales que las votaciones estuvieron amañadas y que fue mentira que hubo “democracia sindical” en el reciente proceso, por lo que insisten en exigir la renuncia de Romero Deschamps

Por Ivonne Ojeda de la Torre para SinEmbargo

Ciudad de México.– Aunque por primera vez en la historia del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) se realizaron elecciones por medio de urnas en 36 dirigencias sindicales, las denuncias de irregularidades, hostigamiento y amenazas a través de las redes sociales marcaron el proceso electoral. La trascendencia de estos comicios en la historia del sindicato, del que en mucho depende el destino de miles de trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), se debe al surgimiento de demandas por obtener “democracia sindical”, reclamo con el que nació el Movimiento de Regeneración Nacional Obrero Sindicalista (Morenos), cuya meta es darle al organismo la libertad que no ha tenido en décadas.

El movimiento Morenos generó una red de trabajadores a través de los foros digitales, en donde se recurrió sobre todo al uso del video para dialogar y exponer sus demandas. Entre éstas pidieron que las votaciones fueran libres y secretas lo que además de concederles visibilidad, detonó reacciones del oficialismo.

El 15 de octubre pasado, la agrupación llamó la atención de los usuarios, la prensa y las senadoras Rocío Nahle García y Olga Sánchez Cordero al difundir un video realizado desde el Senado de la República en el que llamaban a sus compañeros a no votar en unas elecciones que consideraron amañadas por realizarse a través de escrutinio, lo que implica que la boleta lleva el nombre del votante.

Las campañas apenas duraron unos días. Sin embargo, el proselitismo en algunas páginas –como la de la Sección 47 de nombre @STPRM47– destaca por su apoyo al líder sindical Carlos Romero Deschamps y contrasta con el escenario que se muestra en otras páginas de sindicalistas como el grupo “Salvemos a Pemex sin censura”.

En la página de la sección 47, el secretario general Víctor Manuel Kidnie de la Cruz aparece en varias fotografías que se han publicado hasta el momento, en algunas de ellas se muestra con trabajadores petroleros. En los contenidos también se emplea con frecuencia el lema #UnidosVenceremos de la Planilla Verde que postulaba a Víctor Matías Hernández Colunga afín a Kidnie.

Un video publicado en esta página el 5 de octubre resume la actividad que en ella se desarrolla: en la grabación se observa a integrantes de la platafoma Zaap-Charlie repetir de memoria un discurso en que reiteran su apoyo a Carlos Romero Deschamps, actual líder del STPRM.

De acuerdo con una carta firmada por “Trabajadores Petroleros” dirigida a Nahle y a Sánchez Cordero, y que circuló el 15 de octubre a través de las redes sociales, las planillas promovidas por líderes sindicales realizaron campañas con dos meses de anterioridad, intimidaron a los trabajadores e incluso les obligaban a tomarse fotografías con los candidatos en lugares de trabajo. Mientras que a los opositores les negaron hacer visitas a los trabajadores.

Foto: Especial

El posicionamiento de las senadoras Olga Sánchez Cordero y Rocío Nahle García, futuras titulares de Gobernación y de Energía, incrementaron la polémica al afirmar que las elecciones serían libres y secretas. Los firmantes, “Trabajadores Petroleros” condenaron en la carta, hacen llegar a las legisladoras una serie de irregularidades que aseguran ocurrieron en el proceso previo a la elección. Entre estas, que a las planillas opositoras no se les permitió registrarse con 20 días de anterioridad como la marca la ley, que las Asambleas trabajarán como Colegios electorales, lo que permite a los postulantes que se encarguen del proceso, que los líderes sindicales presionan a los trabajadores incluso para tomarse fotografías con ellos y que los comicios se resalizarían bajo un clima de represión, hostigamiento y amenazas.

#ROMERODESCHAMPSSEBURLA... Lee la nota completa en Sinembargo