Que siempre no. El sistema Conafe dio marcha atrás a sus intenciones de retornar a clases presenciales... aunque olvidó avisar a los profesores. ARCHIVO
En ese sentido, el Ejecutivo estatal cuestionó que el Gobierno Federal aún no tuviera a Coahuila en semáforo verde, pese a la capacidad hospitalaria de la entidad

Aunque este lunes se tenía programado el arranque de clases presenciales en 50 escuelas rurales de Coahuila donde presta sus servicios el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), en la Región Laguna se informó que el retorno sería pospuesto hasta nuevo aviso.

Sin embargo, docentes de la Región Sureste indicaron que desconocen la disposición de las autoridades federales, por lo que aseguran en algunos ejidos sí se iniciaron las clases presenciales.

La noche del domingo se anunció que el regreso a clases presenciales que se tenía programado para el 1 de marzo en localidades rurales de La Laguna, donde imparte clases el Conafe, en ejidos de Parras de la Fuente algunos maestros aseguraron no haber recibido la notificación para que se diera marcha atrás a la propuesta.

“Hay ejidos que todavía están más alejados y allá sí iban a empezar las clases, porque los papás firmaron de consentimiento, en donde no firmaron los papás, no iniciarán, pero allá sí hubo clases”, afirmó una maestra de Conafe.

“Hasta el momento no les han avisado que se suspendieron o que no va a haber clases hoy (ayer), pero sí nos comentaron que en tanto los papás no estuvieran de acuerdo no podíamos citar a los niños”, agregó.

Por su parte, el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís informó que en el caso de los planteles del Conafe en los que se pretendía retomar el sistema presencial, las autoridades del Consejo se comunicaron para dar marcha atrás a la previa aprobación del Subcomité y esperar a que el semáforo en Coahuila estuviera en verde.

En ese sentido, el Ejecutivo estatal cuestionó que el Gobierno Federal aún no tuviera a Coahuila en semáforo verde, pese a la capacidad hospitalaria de la entidad y el alto número de pruebas per cápita que aquí se aplican, y también al número bajo de nuevos contagios.