Foto: Especial
El dueño del bar La Leche, donde fue secuestrado Jesús Guzmán, reveló cómo fue el golpe comando del cártel Jalisco Nueva Generación

Ignacio Cadena, dueño del restaurante en el que fue secuestrado el hijo del capo narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, describió el operativo comando como "un acto violento, pero muy limpio", luego de la reapertura de su local.

El chef mexicano pudo volver a abrir las puertas de su restaurante La Leche la noche del miércoles, una vez que autoridades concluyeron las investigaciones en el sitio del secuestro de Jesús Alfredo Guzmán Salazar, de 29 años, hijo del fundador del cártel de Sinaloa, quien está encarcelado y sometido a juicio de extradición a Estados Unidos.

Eran los primeros minutos del lunes cuando hombres armados irrumpieron en el lujoso y amplio restaurante, donde domina la decoración en blanco. Llegaron hasta un salón donde había una larga mesa con varios comensales, entre ellos nueve mujeres que salieron indemnes.

Se llevaron a punta de gritos y amenazas con armas largas a seis hombres, a los que antes pusieron de rodillas y con las manos en la cabeza, según imágenes de las cámaras de seguridad.

"No hubo ni siquiera un 'balacito', ni una 'amenacita' a nadie. ¡Qué malo que pasó en mi lugar, pero qué bueno que no pasó más o peor!", comenta aliviado el chef y dueño del local, al recibir este jueves a un pequeño grupo de periodistas.

Eran pocos los empleados que quedaban en el restaurante al momento del asalto y todos lograron resguardarse.

"A muy poquitos les tocó vivirlo, se portaron muy bien (los empleados), no vieron nada porque se agazaparon atrás, se escondieron propiamente. No vieron nada, no conocieron a nadie más que a los que habían estado sirviendo", dijo el chef.

De sus clientes, comentó que no había nada anormal en su comportamiento y que su reserva se realizó como cualquier otra.

"Ellos reservaron, fue una reserva ordinaria normal, como de las 30, 40, 50, 180 gentes que tengo diario, mandada por un hotel y entraron como cualquier cliente", explicó.

La Leche es ahora sin duda uno de los restaurantes más comentados de México por el espectacular secuestro de Guzmán hijo, pero Cadena Beraud espera que no sea motivo para alejar comensales y confía en la fidelidad de una clientela ya consolidada.

Hasta el momento, las autoridades no informaron novedades sobre el paradero del hijo del capo y de los otros cinco hombres secuestrados, ni sobre los captores. Únicamente se conoce que pertenecen al cártel Jalisco Nueva Generación, enemigo del de Sinaloa.