Tragedia. En la estación de bomberos, paramédicos confirmaron la muerte de José Alberto Mendoza Vargas. Foto: Vanguardia/ULISES MARTÍNEZ
Será conforme a la necropsia de ley, que se determinen las causas oficiales del deceso del hombre

Un traslado desde Múzquiz, Coahuila, a Saltillo no terminó bien, pues el hombre que iba a ser internado en la Clínica Dos del IMSS no logró llegar a su destino, a aparentemente por un infarto.

Cerca de las 12:20 horas de este viernes, arribó a las instalaciones del cuerpo de bomberos una ambulancia de la SNTE, la cual había ido anteriormente al Cesame, donde se atendió al paciente.

Al llegar a la estación, los paramédicos revisaron a José Alberto Mendoza Vargas, de 56 años, quien desafortunadamente no contaba con signos de vida, por lo que se pidió la presencia de las autoridades ministeriales.

 

Según los familiares del finado, el occiso ya presentaba problemas de salud e iba a ser internado en el Cesame, pero por unas complicaciones que se presentaron lo llevaban a la clínica del IMSS.

Fue cuando les entregaron el pase médico a los de la ambulancia, que tomaron rumbo hacia el hospital mencionado, pero el enfermo no alcanzó a llegar.

Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado atendió el reporte de muerte y una vez que se hizo el peritaje, se ordenó el traslado del cuerpo a las instalaciones del Semefo.

Posteriormente se esperará a la familia, para que acuda a reclamar el cuerpo y se le sepulte.