Foto: Especial
Los habitantes del pueblo de Ostritz no desean ser relacionados con la extrema derecha en Alemania

México.- Habitantes de Ostritz, Alemania, boicotearon el festival neonazi “Escudo y Espada” que se celebraría en la localidad, de una peculiar manera: compraron toda la cerveza en el pueblo.

Aunque la policía alemana había prohibido la venta de alcohol en el festival “Schild und Schwert” que se llevaría a cabo dentro de un hotel en la ciudad ubicada en el estado de Sajonia, con una asistencia de entre 500 a 600 personas entre el viernes y sábado, los vecinos decidieron comprar más de 200 cajas de cerveza que quedaban en los supermercados locales.

La policía también confiscó 4 mil 200 litros de cerveza y otros 200 litros el sábado entre los asistentes neonazis, quienes festejan el aniversario de nacimiento de Adolf Hitler.

Antes del evento, alrededor de 300 vecinos de Ostritz se manifestaron de forma pacífica por las calles en contra de la celebración del festival que se realiza en la localidad con 2 mil 400 habitantes.

Vecinos de Ostritz querían "dejar sedientos" a los nazis.
Georg Salditt, un activista de la localidad, declaró que la intención detrás de la compra masiva de cerveza era “dejar secos a los nazis” y que se planificó una semana antes.

Ostritz, que se ubica cerca de la frontera con Polonia, tiene una reputación de pueblo cercano a la extrema derecha, sin embargo, algunos habitantes del municipio no están de acuerdo con ser identificados mediante esta etiqueta.

Incluso los asistentes al festival respecto a 2018, disminuyeron: el año pasaron atendieron el evento mil 200 neonazis, frente a la mitad de asistentes en 2019, sin embargo, cerca de mil 400 oficiales de policía fueron desplegados en la ciudad para mantener el orden y evitar incidentes.

Con información de 20 Minutos y BBC