Sarita dijo que el bullying que recibe no le afecta, sólo le causa risa y qué ella no teme venir al país porque la están juzgando sin saber

Si alguien es actualmente odiada por los mexicanos, esa es Sarita Sosa, hija menor del fallecido José José. Pero ella no piensa lo mismo y ante la pregunta si le daría miedo viajar al país ella fue contundente: : “No, ¿por qué me daría miedo?”. 

La entrevista la dio a un programa hispano en Estados Unidos, pues ella radica en Miami y a ellos les contó a manera de queja que lo que le hacen es bullying, pero que no le afecta que la retraten como la mala del cuento, pero que le gustaría venir a México a contar “su verdad”.

Y es que luego de llevarse "secuestrado" a José José a Estados Unidos cuando se encontraba delicado de salud en un hospital de México, aundao a que después de su muerte ella lo escondió y no dejó que sus hermanos lo vieran y les ocultó información el día del velorio y luego tomar la decisión de incinerarlo y no permitir que en México se le rindiera un homenaje de cuerpo presente, pues si hay una villana en esta historia, para el pueblo de México, es ella, pero Sarita no lo siente así.

“Yo siento que es obviamente una situación que no tenía que pasar, porque igual están juzgando sin saber, sin conocerme, pero no hay ningún resentimiento al menos no de este lado, México también es mi país”.

Y la pregunta obligada fue, qué se siente ser la más odiada por un país, ser la mala de la película, incluso ser convertida en piñata y recibir palizas, pero a ella le da todo menos, miedo, prefiere optar por la risa y tomárselo ligero: “Eso da risa, da risa porque mi amiga creo que ordenó una. Es que da risa en realidad, obviamente es un tipo de bullying, pero a mí obviamente no me afecta”.

Ahora que está distanciada nuevamente de sus medios hermanos, dio a entender que ella no está negada a un reencuentro y limar asperezas: “Obviamente hay un distanciamiento entre todos, pero ellos saben, el día que tengamos que platicar o cualquier cosa, si se tiene qué hacer, se hace”.

Hace apenas unos días se dejó entrevistar por la revista ¡Hola! y posó para las fotos con elegantes atuendos junto con su esposo Yimmy Ortiz y su madre, Sara Salazar.

En la entrevista para la publicación, negó que tuviera problemas con su familia y aseguró que fue gracias a su padre que pudo tener una relación con Yimmy, con quien tiene una hija.

Sobre sus hermanos José Joel y Marysol, con quien tuvo un conflicto que tuvo que ser mediado por el gobierno mexicano, dijo, "A mis hermanos siempre les voy a desear lo mejor".

Por la entrevista que dio a ¡Hola!, Sarita también fue duramente criticada, esto debido a que por las mismas fechas, su hermano se encontraba de gira por Veracruz, donde visitó un asilo de personas de la tercera edad y les cantó canciones de José José.

Pero a ella parecen no importarle las críticas, ya que su esposo recientemente compartió varios clips en sus Instagram stories donde la pareja está muy divertida conviviendo con el rapero Noé y Yulién Oviedo.

A Sarita Sosa le gusta disfrutar de la vida social. A finales de noviembre acudió a la apertura del restaurante William Levy en Florida. Ahí se tomó fotos con el anfitrión y con la presentadora Lili Estefan.