EFE
El mexicano cayó en una racha de la que no se ha podido levantar

El piloto mexicano Sergio Pérez lamentó tener mala suerte este domingo durante la carrera del Gran Premio de Gran Bretaña, en donde concluyó en el último lugar.

 Parte de ese decimoséptimo lugar de la competencia en el Circuito de Silverstone se debió a que después de un Safety Car protagonizó un contacto sobre el monoplaza del alemán Nico Hulkenberg, del cual ya no pudo recuperarse. 

EFE

“Esperemos que regresemos y ya pelear por buenas posiciones a partir de la próxima carrera. Todos en el equipo merecíamos un buen resultado, no puedo creer la mala suerte que tuvimos hoy", señaló. 

Al finalizar la carrera, Checo Pérez, quien llegó a estar en los primeros giros en el octavo lugar, detalló que iban perfecto en el primer stint, manejando las llantas, el ritmo. “Todo se veía bien. 

Qué día de verdad, el Safety Car arruinó una gran carrera, tuve un problema con el volante, mi balance de frenada se fue siete por ciento para adelante y no podía regresar, entonces por eso vino el contacto en la rearrancada, no podía frenar el coche, ya me fui a disculpar con Nico porque no había nada que pudiera hacer", detalló.

 Tras el incidente con el alemán, Pérez Mendoza se vio obligado a entrar a pits, en donde perdió segundos importantes que lo enviaron al fondo del Gran Premio de Gran Bretaña, décima cita de la Temporada 2019 de la máxima categoría del deporte motor.

 “Sí, eso lo arruinó, entramos a los pits, cambiamos el alerón, cambiamos el volante y no había nada qué hacer, perdimos una gran oportunidad. Hicimos todo perfecto para estar en una buena posición, creo que el séptimo era posible. Muy mala suerte con el safety car, una vuelta y nos arruinó", acotó Checo Pérez.