Irrespetuosos. Los padres suben a los niños a los juegos para discapacitados, aunque no tengan alguna discapacidad. Foto: Facebook
¿Diversión? Niños utilizan los juegos para discapacitados.

Saltillo.- Recientemente estrenados, los juegos para personas discapacitadas en la Alameda de Zaragoza, no son respetados por el público en general. 

Mientras algunos niños curiosean con la novedad durante unos minutos, en búsqueda de diversión, los padres a la espera de un juego para sus hijos terminan subiéndolos a donde no deberían. 

A pesar de tener señalamientos de zona exclusiva, algunas personas que asisten a paseos dominicales utilizan los juegos para descansar, y aunque está prohibido, otros suben a más de dos niños en ellos. Los aparatos están diseñados para subir a bordo de una canasta, una silla de ruedas, también existe una camilla, y otro más funciona como un columpio ortopédico. 

Irrespetuosos. Los padres suben a los niños a los juegos para discapacitados, aunque no tengan alguna discapacidad. Foto: Facebook

Ivan Guerra, director del DIF municipal, comentó que, ante la problemática, ya han puesto vigilancia para que las personas se sometan a una sanción o se vean obligadas a bajar de los juegos, en caso de ser mal utilizados. 

Puesto a que la situación ha rebasado a la vigilancia durante esta semana y no existe una falta administrativa, Guerra comentó que tienen planes para realizar una campaña a fondo, que exhorte a la sociedad a respetar los lugares exclusivos de discapacitados, ya que parece tratarse de un grave problema cultural. 

El bloque con 4 piezas de juego tiene un costo aproximado de 130 mil pesos y se estima que tienen un año de vida para uso moderado en parques, en caso de respetarse ciertas reglas como; no subir a más de una persona, no brincar sobre ellos y no aplicar demasiada fuerza en el columpio. 

Foto: Especial

Se estima, que el sueldo de una persona que se encarga de la vigilancia asciende entre los 7 mil y los 8 mil pesos mensuales como mínimo, y si multiplicamos el sueldo de las personas que se encargan de la vigilancia en los 2 turnos, podría comprarse un bloque con 4 juegos al año. 

Esta estancia forma parte de la primera fase de donación que otorgó al Municipio, una cadena de tienda departamental en la localidad. Posteriormente se replicará el modelo en diferentes biblioparques de la ciudad, aunque se teme que también tenga que establecerse de igual manera, a personal de seguridad para el cuidado de los mismos.