Foto: Vanguardia/Francisco Rdz.
Vázquez Rocha ofreció el lunes una rueda de prensa donde informó que no se presentó a la oficina de la secretaría del Ayuntamiento por un tema de dignidad, luego que el viernes pasado en una sesión de Cabildo convulsionada, los regidores decidieran destituirlo por mayoría

Alfredo Vázquez Rocha declaró a VANGUARDIA que ya no buscará regresar a la secretaría del Ayuntamiento de Matamoros y señaló la existencia de un acuerdo entre el PRI y Morena que tiene como fin proteger los intereses del exalcalde Juan Carlos Ayup.

Vázquez Rocha ofreció el lunes una rueda de prensa donde informó que no se presentó a la oficina de la secretaría del Ayuntamiento por un tema de dignidad, luego que el viernes pasado en una sesión de Cabildo convulsionada, los regidores decidieran destituirlo por mayoría. “Ya no regreso, no quiero manchar mi trayectoria en el servicio público”, comentó.

Alfredo Vázquez aseguró que se dio el pacto entre morenistas y priistas porque conocen de los atropellos y presuntos desvíos de la administración interior, por lo que consideró que el exalcalde está también detrás de este pacto.

Refirió que la administración de Juan Carlos Ayup tuvo un faltante de cerca de 12 millones de pesos, ocho de ellos de contribuciones no pagadas de sueldos y salarios al Servicio de Administración Tributaria (SAT). Además, afirmó que se entregaron el año pasado, 70 concesiones de taxi sin estudio técnico, sin licitación ni documentación que avalara la concesión.

“Todo está avalado por un despacho contable y por la Auditoría Superior del Estado. Es un tema que puede acarrear inhabilitación, cárcel y sanciones. Está detrás (Juan Carlos Ayup), cuidando su interés. Si no se llega a proceder legalmente contra Juan Carlos y cinco funcionarios que desviaron millones de pesos, hay una cosa que se pactó”, sostuvo.

Sobre las imputaciones que le hicieron en la sesión de Cabildo, insistió nunca fue el responsable de las altas y bajas en la nómina y que no daba permisos para vender bebidas embriagantes en los ejidos. “No presentaron pruebas legítimas, si lo hubieran evaluado el desempeño hubiera acatado. Pero fue solo una hoja a media cuartilla, sellada y firmada por ellos”, dijo.

Recalcó que pese a que no buscará defenderse, la votación fue violatoria del Código Municipal. Vázquez refirió que este martes habrá una sesión de Cabildo donde se pedirá la remoción del secretario, lo que respalda que lo del viernes no tuvo validez.

Al preguntarle si en el presunto acuerdo PRI-Morena, también es partícipe el alcalde Horacio Piña, el exsecretario comentó: “Abusaron de su buena voluntad; los regidores priistas chamaquearon a los morenistas, le llegó de sorpresa al presidente municipal”.

En la rueda de prensa, cinco regidores del Partido Encuentro Social y Partido del Trabajo, le dieron su apoyo y renunciaron a la representación del partido, por lo que se declararon independientes.