Rodrigo Chaires Zamora, delegado de la Fiscalía General del Estado | Foto: Lidiet Mexicano
Rodrigo Chaires Zamora, delegado de la Fiscalía General del Estado, informó que es una información falsa

Al darse a conocer en medios locales de Monclova que una joven de 13 años de edad si habría sido secuestrada el pasado fin de semana y se estará pidiendo un rescate a sus familiares, Rodrigo Chaires Zamora, delegado de la Fiscalía General del Estado, informó que es una información falsa, nunca estuvo privada de su libertad, su desaparición fue una ausencia voluntaria.

En entrevista expuso que la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas a quien auxilian en las investigaciones analizó a fondo el caso y corroboró que la joven se habría ausentado para estar en convivencia con otras personas a quienes se investiga; también ya se tomó la declaración de la menor, esto con la presencia de los padres de familia.

"No se están secuestrando jovencitas en Monclova, hay una convivencia de la joven junto a otras personas, hacia allá va la línea de investigación".

"La versión con la cual se ha estado trabajando que está verificada, por respeto a la familia, por decoro a las personas no se comparte el detalle; lo que debemos de sostener es que no se trató de una privación a la libertad, mucho menos de un secuestro, hay una versión que se estuvo manejando no es así, la realidad no es así, la menor, al menos de los datos concretos que tenemos si ingirió una sustancia tóxica, esto va dentro de la línea de investigación"

Dijo aparentemente si hubo ingesta de sustancias tóxicas por parte de la menor, pero más detalles no se pudieron compartir.

"No se trató de un secuestro como se ha venido manejando no hay una petición o solicitud de rescate, se manejan si desde nuevo versiones de alguna fuente que no es Fiscalía, se comparten algunos videos que han sido difundidos a través de redes sociales y eso es parte de lo que se plantea o de las líneas de investigación que ya están agotadas".

Explicó que en los casos en donde los menores se ausentan y se dan cuenta que ha transcurrido un tiempo excesivo y sus familiares les están buscando crean historias que no son reales.

Además cuando los familiares recurren a las redes sociales y solicitan apoyo de la ciudadanía para encontrar a alguien que se encuentra desaparecido agregando sus números telefónicos, se exponen a que personas quieran extorsionarles y parezca que si se trate de un secuestro, se podrían recibir llamadas de otros municipios, estados, e incluso países pues las redes sociales mezclan a masas de personas a nivel mundial.

Recomendó en estos casos a acudir a las autoridades competentes que tienen ya experiencia en dar seguimiento a este tipo de situaciones.

Finalmente solicitó a los medios de comunicación que ser responsables en el manejo de esta información porque algunas son versiones de los jóvenes que tratan de justificar sus ausencias.