Foto: Especial
El pasado sábado, decenas de elementos de Fuerza Coahuila detuvieron y golpearon a pobladores durante una asamblea de campesinos donde se elegiría al presidente de una mesa directiva de una planta despepitadora de algodón

El alcalde de Francisco I. Madero, Jonathan Ávalos, declaró que no pueden permitir abusos por parte del estado o de policías del estado, por lo que recalcó que interpondrán una controversia en el juzgado de distrito por los presuntos abusos de elementos de Fuerza Coahuila el sábado pasado en una asamblea de campesinos.

“Fue un abuso tremendo traer 200 elementos a un evento del municipio, a una asamblea de campesinos”, criticó. “No podemos permitir que se violente el estado de derecho”, añadió.

El pasado sábado, decenas de elementos de Fuerza Coahuila detuvieron y golpearon a pobladores durante una asamblea de campesinos donde se elegiría al presidente de una mesa directiva de una planta despepitadora de algodón.

En algún momento comenzaron las acusaciones entre grupos y después se desató la pelea entre decenas de personas. Al lugar llegaron elementos de Fuerza Coahuila, quienes según algunas versiones, también emplearon los golpes y el uso exagerado de fuera para detener a campesinos.

"Fueron golpes y violaciones a los derechos humanos. Como autoridad estaba invitado a la asamblea. Firmé la convocatoria. Pero hay mucha inconformidad”, comentó el presidente municipal.

Según el alcalde, el actual presidente de la mesa directiva lleva cinco años en el puesto sin ser socio. Mencionó que fue una imposición del PRI, por lo que actualmente varios campesinos han señalado corrupción y que no da informes sobre los recursos. “Los campesinos están enojados y estaban llevando gente de programas sociales del estado a votar y por eso la gente se molestó”, refirió.

A decir del presidente municipal Jonathan Ávalos, fueron siete personas detenidas que ya fueron liberadas. De hecho el propio alcalde maderense llegó al lugar y en su cuenta de Facebook subió video de la trifulca.

En los videos se escucha como aparentes policías locales, argumentan que no están armados y que por eso no pueden hacer nada contra los elementos de Fuerza Coahuila. También en los videos el alcalde Ávalos, molesto, reclama a los policías de Fuerza Coahuila por las actitudes. “No se vale, basta de estos abusos”, les reclama.

El presidente municipal mencionó que hasta el momento no ha habido ningún contacto ni con el secretario de seguridad, José Luis Pliego, ni con el gobernador, Miguel Riquelme. Dijo que el único contacto ha sido con el representante del estado, Alejandro Torres López, quien según el alcalde, nunca quiso acceder a lo que sucedía.