A los enamorados, poco se les orienta acerca de lo que se avecina, la etapa rosa o la “luna de miel” puede terminar, pero cuando el amor predomina siempre se puede volver a comenzar
El matrimonio puede ser dos cosas; o un pedazo de cielo en la tierra o el propio infierno”.
Reginaldo Chapa, especialista en rehabilitación de matrimonios.

“Debemos comprender que el amor no sólo es un sentimiento, también es una decisión”, dice el especialista en rehabilitación de matrimonios, Reginaldo Chapa. 

A los enamorados, poco se les orienta acerca de lo que se avecina, la etapa rosa o la “luna de miel” puede terminar, pero cuando el amor predomina siempre se puede volver a comenzar.

El ingeniero Reginaldo Chapa cuenta que durante su carrera de más de una década rehabilitando matrimonios, se ha encontrado de todo; pero hasta la pareja más complicada ha logrado empezar desde cero, o por lo menos interesarse para volver a amar a quien alguna vez le prometió amor eterno hacía décadas.

.

Saltillo ocupó en algún momento el segundo lugar en divorcios a nivel nacional, un dato revisado en el INEGI por el ingeniero, para aterrizar un panorama de lo sucedido: “El matrimonio puede ser dos cosas; o un pedazo de cielo en la tierra o el propio infierno”. 

En México, los matrimonios duran en promedio 37 meses, gracias a partir de que las parejas comienzan a vivir juntas. Ahí viene la lucha de poder en los matrimonios, un panorama en el que, según Reginaldo, pocos saben qué hacer; empiezan a notarse las diferencias y se crean sentimientos que pueden lograr poderosas revanchas. 

“Todo se impulsa gracias a los paradigmas inculcados desde pequeños, tantas frases”. Dice que tenemos una inmensidad de paradigmas y educaciones o culturas, que nos dictan: “A la mujer ni todo el amor, ni todo el dinero”. 

 

Reginaldo Chapa recomienda que para que el amor se geste como debería, deberemos cambiar otra de las cosas que nadie dijo que deberíamos controlar; el hedonismo, el gusto por el placer que hace referencia al viejo dicho. “Si no da placer, no es bueno”. Aunque no esté mal, y cumpla con su papel que logran canciones como “Lo siento mi amor”.

Las redes sociales han expuesto a los matrimonios que se casaron quizá sin conocer a sus parejas; sólo los enamorados reales se salvan de ellas. 

 

El especialista asegura que puede ser ahí donde también salga a relucir lo que nos han dicho a lo largo de la historia: “Nos enseñan que el amor es sólo un sentimiento, si lo vemos fríamente y analíticamente, el amor es una decisión que tiene que romper con los paradigmas, como el pensar que si no es espontáneo no sirve”.

A lo largo de su carrera ha encontrado diversas historias; ha escuchado los momentos más conmovedores y frases como “Busqué en todas partes el tesoro que tenía a mi lado”.

El mes próximo el especialista ofrecerá talleres de tres sesiones de rehabilitación a parejas, a quienes expondrá cuáles y fortalecerá las mejores razones para seguir juntos