FOTO: EFE / Con un patrimonio de 130 mil millones de dólares en juego, el suyo puede convertirse en uno de los divorcios más caros de la historia junto al de Jeff Bezos y Mackenzie Scott o el más sonado de Hollywood, entre Mel Gibson y Robyn Moore.
Hace un par de días, Bill y Melinda Gates anunciaron a través de las redes sociales el fin de sus 27 años casados. Con un patrimonio de 130 mil millones de dólares en juego, el suyo puede convertirse en uno de los divorcios más caros de la historia junto al de Jeff Bezos y Mackenzie Scott o el más sonado de Hollywood, entre Mel Gibson y Robyn Moore

Desde que Lucero y Mijares se separaron, nuestra esperanza en el amor eterno no se había perdido de nueva cuenta hasta ahora. Pero, ¿es amor o dinero? En los matrimonios millonarios, parecen ir ambas cosas de la mano. Pero, cuando la primera de ellas se acaba, solo queda la segunda y, por eso, los divorcios entre famosos adinerados suelen dar lugar a cifras que van de los cientos a los miles de millones de dólares.

Y hablamos del dinero porque con un patrimonio de 130 mil millones de dólares en juego, el divorcio de Melinda y Bill se puede convertir en uno de los más caros de la historia junto al de Jeff Bezos y Mackenzie Scott o el más sonado de Hollywood, entre Mel Gibson y Robyn Moore. VMÁS te deja una lista de aquellos divorcios que dejaron algo más que lágrimas…

FOTO: EFE / Pero, ¿es amor o dinero? En los matrimonios millonarios, parecen ir ambas cosas de la mano.

BILL Y MELINDA GATES

Eran uno de los matrimonios más bien avenidos en la historia de los millonarios, con tres hijos en común y la fundación de caridad privada más grande del mundo levantada por ambos. Juntos, eran un símbolo de filantropía y una pareja modelo durante 27 años.

Se conocieron cuando Melinda empezó a trabajar en Microsoft en 1987, y se casaron en 1994. Sus tres hijos ya son adultos: Jennifer Katharine, de 25 años; Rory John, de 21; y Phoebe Adele, de 18 años. Quizá que Phoebe haya cumplido esa edad haya influido en que sea ahora cuando ese matrimonio llega a su fin.

Todo apunta a que terminarán su relación de forma amistosa, aunque el de los Gates puede ser uno de los divorcios más millonarios de la historia, ya que tienen que repartir una fortuna estimada, según Forbes, en unos 130.000 millones de dólares.

La pareja lo anunciaba a través del perfil de Twitter del magnate en un comunicado el pasado 3 de mayo de 2021: “Después de pensarlo mucho y trabajar a fondo en nuestra relación, hemos tomado la decisión de poner fin a nuestro matrimonio”, comenzaba el escrito.

Y continuaba: “A lo largo de los últimos 27 años, hemos criado juntos a tres niños increíbles y hemos construido una base que funciona en el mundo entero permitiendo que todas las personas lleven una vida productiva y saludable”.

“Continuamos creyendo en esa misión compartida y seguiremos trabajando juntos en la fundación, pero ya no creemos que podamos crecer juntos como pareja en esta nueva etapa de nuestras vidas”, finalizaba la publicación.

FOTO: EFE / Eran uno de los matrimonios más bien avenidos en la historia de los millonarios.

JEFF BEZOS Y MACKENZIE SCOTT

Si el matrimonio Gates ha durado 27 años, el del fundador de Amazon Jeff Bezos y su exmujer, la escritora Mackenzie Scott no se quedó tampoco corto: 25 años, un cuarto de siglo en común, en los que criaron juntos a cuatro hijos.

Al igual que en el caso de la pareja de Microsoft, el matrimonio Amazon se conoció en el ámbito profesional, cuando en 1992 Mackenzie trabajo para Jeff en un fondo de inversión de Nueva York. En 1993 se casaron y en 1994 Amazon comenzó a operar.

Sin embargo, en 2019 la relación llegó a su fin a la par que se hacía pública la infidelidad de Jeff Bezos a Mackenzie con la presentadora Lauren Sanchez, de la que el magnate estaba tan enamorado como para mantener una clandestina relación extramatrimonial.

De hecho, la prensa calificó este divorcio como “los cuernos más caros de la historia”, y la ruptura estuvo en el ojo mediático al tratarse Bezos de uno de los hombres más ricos del planeta.

Lo esperable para la mayoría, dado que cuando se casaron la “market place” más famosa del mundo apenas era una “startup” en pañales y no habían firmado capitulaciones, era que Mackenzie se quedase con la mitad de aquel patrimonio.

Sin embargo, Scott renunció a sus intereses en Blue Origin y The Washington Post, y “apenas” se quedó con un 4% de las acciones de Amazon y un 25% de los bienes, lo que equivale a la abrumadora cantidad de 38.000 millones de dólares.

Curiosamente, los abogados Ted Billbe y Sherri Anderson, que se encargaron de mediar en este divorcio representando respectivamente a Mackenzie y Jeff, son los mismos que se ocuparan de la separación entre Bill, en manos de Ted y Melinda, a quien representará Sherri.

FOTO: EFE / Si el matrimonio Gates ha durado 27 años, el del fundador de Amazon Jeff Bezos y su exmujer, la escritora Mackenzie Scott no se quedó tampoco corto: 25 años.

MEL GIBSON Y ROBYN MOORE

Y de los magnates, a los actores, el caso de la ruptura entre el actor Mel Gibson y su exmujer Robyn Moore (enfermera) es otro de los que más resonó en su momento y, al igual que en el caso de los Gates y los Bezos, se acercaban a las tres décadas juntos: 28 años de matrimonio con nada más y nada menos que siete hijos juntos.

Mel y Robyn se conocieron a través de un servicio de citas y se casaron en 1980. El suyo era un matrimonio por encima de la fe, pues siendo él católico y ella anglicana eso no les impidió superar el cuarto de siglo juntos.

Sin embargo, en 2009 fue ella la que pidió el divorcio, según dijo por “diferencias irreconciliables”. Aún así, llevaban separados desde 2006, por lo que realmente solo estuvieron juntos 26 años.

“Tanto durante nuestro matrimonio como en nuestra separación, nos hemos esforzado en preservar la privacidad e integridad de nuestra familia, y seguiremos haciéndolo”, dijeron en un comunicado en ese entonces.

Pero poco después, Gibson estuvo relacionado con la música rusa Oksana Grigorieva. El actor presentó los papeles de divorcio tras hacer pública dicha relación, mientras Grigorieva estaba embarazada, confirmándose esto como la razón de su ruptura con Moore.

A pesar de una hija en común, ese romance tampoco acabó bien y el actor admitió haber golpeado a Grigorieva cuando esta le acusó de ello. Después de eso, comenzó una relación con la modelo Rosalind Ross, 34 años más joven que él, con quien tuvo su noveno hijo.

En cuanto al divorcio entre Gibson y Moore, culminó en 2011 y, al no haber acuerdos prenupciales, el actor tuvo que darle a su ex mujer la mitad de su fortuna, en torno a los 425 millones de dólares. Con información de EFE y El País

 

FOTO: EFE / Y de los magnates, a los actores, el caso de la ruptura entre el actor Mel Gibson y su exmujer Robyn Moore.