Hola, vivo con mis papás, mis hermanas y mi sobrino de 2 años. El problema es que no me gustan los niños, me irritan. Mi sobrino está en la época de la curiosidad donde todo lo quiere agarrar, me saca de quicio que agarre mis cosas. La casa es muy pequeña y él se la pasa corriendo de un lado para el otro, eso me pone de pésimo humor pero no tengo derecho a protestar porque se me vienen encima mis papás. Odio tener que cambiarle de lugar a las cosas para que él no las agarre. Odio no tener mi cuarto propio, necesito mi territorio. En la mañana cuando estoy durmiendo él entra corriendo al cuarto y eso me da mucha ira. Odio cuando hace berrinches porque no le hago caso en sus caprichos. Ya no sé qué hacer, la convivencia ya se torna insoportable, me he vuelto más irritable que de costumbre. No tengo dinero para irme de esta casa. ¿Qué hago?

Desesperada

 

Estimada Desesperada:

Por salud mental debes sentarte a hablar con tus papás y con tu hermana, la que es mamá de tu sobrino. Aunque él esté pequeño debe aprender a respetar tanto tus cosas como los espacios de cada uno en la casa, aunque esto se limite a tu cama, por ejemplo, porque dices que la casa es muy pequeña.

Ahora bien, debes hacerlo con tranquilidad, plantearlo de la manera más ecuánime que puedas para no herir susceptibilidades.

Y tú en ti misma tienes que trabajar la paciencia, aprender a respirar hondo en los momentos de desesperación para no ponerte de malas ni pasarlo de manera tan negativa. Al final vas a seguir conviviendo con ellos. Es una manera de hacerte la vida más amable y por consecuencia a tu familia también.

apartado500v@gmail.com