El cantante ha tenido que salir a dar un comunicado de prensa ante la guerra familiar que ha desatado la hija de Alejandra: Dice que apoyará la carrera de Frida Sofía

Alejandra Guzmán y Frida Sofía siguen de la greña. Frida inició primero la batalla contra su ahijada Michelle Salas, con quien la comparaban y ella salía perdiendo porque "no era demasiado bonita, demasiado fashion", luego la agarró contra Silvia Pasquel y Stephanie Salas, quienes defendieron a la nieta y a la hija respectivamente. A pasquel la acusó de robarle el novio a su propia madre a Silvia Pinal, a Michelle la acusdó de acostarse con el manager de su padre Luis Miguel y de fingirse lesbiana para que le compraran una bolsa de marca.

Alajandra dijo que no era su pleito y además se atrevió a decir quw amaba a su ahijada y sobrina Michellita. A Frida eso no le hizo gracia y arremetió contra su madre, a quien acusó de haberla abandonado, de haberla hecho vivir cosas horribles cuando Alejandra era adicta a las drogas y el alcohol, después de bloquear su carrera como cantante y por último de coquetar con sus novios, el último Christian Estrada, de quien se presume, Alejandra tendría una relación. 

Ese es el contexto de la querella familiar, la cuál tuvo ayer y hoy un punto de quiebre, pues Frida Sofía amenazó a Alejandra Guzmán a hablar, o hablaría ella.   

 

 

Fue tanta la comntreversia que generó Frida y la expectativa, pues incluso amenazó a su madre de dar a conocer video y conversaciones que la dejarían por los suelos y finalmente obligó a su madre a dar la cara y dar la versión de los hechos. 

Sobre el ultimatum que Frida le lanzó en el que la amenaza de que si no habla ella, Frida lo haría, comentó:  "Ella ha hablado desde hace dos meses mal de Michelle (salas), de Silvita (pasquel) y de mi. Y sí, somos una familia disfuncional, pero así funcionamos. Yo amo a mi mamá, salí adelante sola y a Frida le he dado un patrimonio, un coche, dos carreras y lo he hecho sudando y lo he hecho por amor y también por bienestar mío, pero todo lo que diga la gente no les incumbe porque es mi familia". 

Sobre el supuesto romance que aparentemente ella tiene con el exnovio de su hija, lo dejó claro: "Yo no tengo nada que meterme entre los problemas que tuivieron ella y Christian y yo tengo la conciencia tranquila y estoy muy traqnquila porque jamás haría eso (meterse con el novio de su hija). Y si estuvo embarazada y abortó pregúntenselo a ella, esa es su vida y lo que más espero es tener un acercamiento y si necesita ayuda profesional yo la apoyo. Si ella dice que le he cortado la ayuda no es cierto, aunque ya es tiempo de que salga adelante sola, es más, te doy un dato, mi papá la está apoyando". 

 

 

A este drama se caba de subir el propio Enrique Guzmán, quien justo salió a relucir cuando Alejandra comentó que ella no le ha retirado el apoyo económico a frida Sofía y hasta lanzó una "exclusiva": su padre Enrique Guzmán, la estaba apoyando económica y anímicamente.

Fue entonces que llega un comunicado en el que Enrique abre sus brazos y las apoya a las dos, pues asegura que no tomará partido porque las ama a las dos.