La clave del triunfo, aseguró la mexiquense, fue la mente. / AP
El trabajo mental la mantuvo en la pelea y la llevó al podio, ahora analizará si continúa en el deporte.

La paciencia y el carácter fueron las virtudes principales de Guadalupe González, quien por momentos se sintió abrumada por las tres chinas que compitieron palmo a palmo con ella por el podio, pero el trabajo mental la mantuvo en la pelea y la llevó al podio, ahora analizará si continúa en el deporte.

"Pelear 20 kilómetros fue para mí una gran satisfacción y en los últimos 50 metros fueron dos segundos, me duele un poco pero estoy consciente de que no traía más para alcanzar a la china", dijo al término de la prueba.

La clave del triunfo, aseguró la mexiquense, fue la mente. 

"Un día como hoy es 90 por ciento mental y 10 por ciento físico, la mente puede hacer muchas cosas porque fue muy duro, en algunos momentos me sentía encajonada, como conejito. En algún momento si sentí que estaba complicado, pero recuerdas todo lo que has trabajado y no te da miedo intentarlo una vuelta más", dijo Guadalupe.