Miguel Bosé, cantante | Foto: AP
El cantante hizo válido su derecho a no declarar contra su progenitora, quien es acusada de robar un Picasso

Miguel Bosé hizo uso de su derecho a no declarar contra su madre, Lucía Bosé, en el juicio en el que se acusa a la actriz de apropiarse indebidamente y luego vender por casi 200 mil euros un dibujo que Picasso regaló en 1963 a su sirvienta, Remedios de la Torre, con la inscripción 'Para Reme'.

En una videoconferencia desde México, Bosé, que fue citado como testigo, se ha reservado al derecho a no declarar contra una madre después de que la magistrada se lo recordara. 

"No voy a declarar nada en contra de mi madre. Muchas gracias", ha dicho el cantante con la voz ronca y quebrada que le caracteriza desde hace unos meses.

El pasado 5 de noviembre, la vista oral se suspendió al aceptar la Sala la petición de una de las partes de que declarara Miguel Bosé, después de que uno de los hermanos de la familia de Remedios, los denunciantes, afirmara que el dibujo en cuestión se lo regaló la sirviente, más conocida como 'Tata', al cantante. Su madre siempre ha declarado que era suyo porque se lo había dado Remedios.

Tras la comunicación con el testigo, el juicio ha entrado en su última fase, la de conclusiones. La fiscal ha tomado la palabra para exponer que considera probado la apropiación indebida porque la única prueba que hay "concreta y objetiva" es que el dibujo fue regalado por el pintor malagueño a Remedios, como así firma por detrás como dedicatoria. "Es la prueba fundamental del procedimiento", ha dicho.

Además, ha sostenido que durante el juicio no se ha materializado ningún tipo de prueba sobre una supuesta donación de la sirvienta a la Lucía Bosé, por lo que "hay una apropiación indebida y perjuicio a los herederos (de Reme) y su obligación era devolverlo".

La Fiscalía pide para la procesada dos años de prisión y una multa de ocho meses con cuota diaria de 20 euros, además de la correspondiente indemnización para los perjudicados.

Por su parte, una de las acusaciones particulares, que se ha adherido a las conclusiones del Ministerio Fiscal, ha dicho que Remedios era una "una analfabeta funcional" que no entendería lo que era una donación y que era "fácilmente manipulable y engañable" por su señora. Y ve probado que el dibujo en cuestión fue regalado por Picasso a la 'Tata' porque "en la dedicatoria ponía 'Para Reme', no 'A Reme'".

De hecho, ha indicado que el hecho de que la conocida actriz italiana reconociera que se gastó el dinero del dibujo que subastó "en bolsos y zapatos" puede parecer "una respuesta imbécil" pero que, a su juicio, revela mucho. 

"Con un cuadro de ese valor no han demostrado ni hay testigos que hayan dicho de forma indubitada que se produjo esa donación. No ha quedado acredito", dijo.