Tomada de Internet
Con tan solo 4 años de edad, la hija de Kim Kardashian ya demostró que no ama las cámaras tanto como su mamá

Kim Kardashian fue captada saliendo del Museo del Helado en Los Ángeles en compañía de su hija, North West, quien sorprendió a los fotógrafos gritando en repetidas ocasiones.

"No fotos", gritaba la menor ante el asombro de quienes las esperaban a su salida. Aunque los fotógrafos insistían, Nori mostró su desprecio a las cámaras, todo lo contrario a Kim que es una amante de los reflectores.

El comportamiento de North también tomó por sorpresa a su mamá, quien sonrió incómodamente a las cámaras mientras le pedía a su hija subir a la camioneta.