Foto: Especial
Si bien no hay detalles sobre cómo podría lucir el nuevo Dodge Challenger, este tendría pocas posibilidades de conservar el estilo retro que hasta ahora ha tenido el modelo desde su renacimiento y que incluso podría tener versiones híbridas

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

Si eres de los que se comen las uñas por la impaciencia, más vale que te pongas guantes, porque de acuerdo con información brindada por Mopar Insiders, la nueva generación del Dodge Challenger podría llegar hasta el 2023. La información viene, según la fuente, de fuentes anónimas al interior de la empresa, quienes apuntan que el nuevo modelo llegaría en esta fecha, aunque ello no significaría la desaparición del modelo actual.

El renacimiento del Dodge Challenger, una leyenda de los muscle cars comenzó en 2008 cuando se presentó por primera vez el modelo de producción tras varias décadas fuera del mercado y desde entonces pocos cambios ha habido en el modelo, más allá de una actualización en 2015 que dotó de más potencia y un rediseño muy light en el exterior.

Foto: Especial

Ahora la publicación de Mopar Insiders indica que Grupo FCA tiene intenciones de renovar al modelo hacia el año 2023 y dentro de dichos planes está contemplado que tanto la nueva versión, como el modelo actual compartan la producción, aunque sea por un par de meses, encontrándose en la planta de Brampton, Canadá.

Dicha publicación también informa que la producción del nuevo Challenger estaría acompañada también por un nuevo modelo del Dodge Charger, ambos iniciando su producción a finales de 2022 para renovar la línea de vehículos deportivos de la marca y mantener la hegemonía que marcaron en el 2019 frente a uno de sus rivales, el Chevrolet Camaro, superándolo en ventas a nivel mundial.

Recordemos que los primeros indicios que la marca dio sobre el lanzamiento de una nueva versión del Challenger los tuvimos durante una publicidad del Challenger 2020, donde el odómetro del vehículo mostraba la cifra 2023, aunque entonces la marca se deslindó totalmente del lanzamiento de una nueva versión, ahora hay más indicios sobre la veracidad de esa información.

Foto: Especial

Si bien no hay detalles sobre cómo podría lucir el nuevo Dodge Challenger, si hay algo muy probable es que este tendría pocas posibilidades de conservar el estilo retro que hasta ahora ha tenido el modelo desde su renacimiento y que incluso podría tener versiones híbridas, quizá alguna con motor de cuatro cilindros y 2.0 litros apoyado por un generador eléctrico, aunque eso también requeriría crear una plataforma totalmente nueva que tenga espacio para los nuevos componentes. Ya veremos cuál es la recepción del público si se llega a confirmar esta información.

POR MARCOS BUREAU PARA MOTORPASIÓN MÉXICO