Este espacio, ubicado en el 330 de Abasolo Norte, nació en medio del cierre de la Librería Educal —la única, junto con la del Fondo de Cultura Carlos Monsiváis, con un catálogo actualizado—, y se ha dedicado a satisfacer la demanda por libros en la ciudad.

Luego de comenzar como un proyecto en línea para el comercio de libros usados, este febrero abrió sus puertas la Librería Quijote, administrada por Arturo Recio, la cual se suma a las cerca de 10 establecimientos de este tipo en la ciudad.

Este espacio, ubicado en el 330 de Abasolo Norte, nació en medio del cierre de la Librería Educal —la única, junto con la del Fondo de Cultura Carlos Monsiváis, con un catálogo actualizado—, y se ha dedicado a satisfacer la demanda por libros en la ciudad.