Reactivar el Fonden para apoyar a las familias afectadas es el reclamo del gobernador de Tamaulipas. | Foto: ESPECIAL
La tormenta dejó a 69 mil damnificados y en Reynosa dañó 14 mil casas

CDMX.- Los gobiernos de Tamaulipas y Nuevo León anunciaron ayer que solicitarán recursos federales para atender la emergencia ocasionada en ambas entidades tras el paso de la tormenta tropical “Hanna”. 

El gobierno de Tamaulipas emitió la declaratoria de emergencia ya que se cuenta con  69 mil personas damnificadas de los municipios de Reynosa, donde hubo 15 mil viviendas afectadas; Valle Hermoso, con 2 mil, y Díaz Ordaz, con  250 hogares afectados, de acuerdo con el corte oficial

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, recorrió algunas de las colonias afectadas para constatar los trabajos que se realizan para sacar el agua de las viviendas.

Expresó que el espíritu de la declaratoria de emergencia es que se reactive el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para beneficio de todas las personas afectadas.

“Se dijo que los recursos de este programa desparecieron, pero esto no puede ser, esos fondos son para este tipo de situaciones. Es mucho lo que aporta Tamaulipas para que ahora que lo requerimos para una situación atípica, como el huracán, no tengamos el respaldo que nos merecemos los reynosenses”, dijo el Gobernador.

En Nuevo León, el gobierno estatal y los  municipios afectados por “Hanna” presentarán una solicitud de apoyo federal a través del Fonden para reparar los daños que el fenómeno dejó en infraestructura y en el patrimonio de familias damnificadas. 

El mandatario estatal, Jaime Rodríguez, dio a conocer que la solicitud se hará el jueves a través de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. 

Se mantiene alerta por río Bravo. Los remanentes de las lluvias en Tamaulipas están desembocando en el río  Bravo, lo que provocó el lunes  la inundación de los patios fiscales de la aduana.

La mañana de ayer las aguas llegaron al kilometro 19 de la carretera Reynosa-Nuevo Laredo, anegando el Parque Funeral El Refugio.

La carretera fue cerrada desde el paraje conocido como Las Tres Cruces, pues a partir del kilómetro 29 el agua impedía el paso de unidades compactas. 

ENTÉRESE

>  En Reynosa el nivel del río Bravo sube paulatinamente por lo que se mantiene la alerta para los habitantes de sectores aledaños.
>  Mientras en el municipio de Escobedo, Nuevo León se reportaron  más de 150 viviendas  damnificadas tanto por daños en las construcciones como por la pérdida de enseres domésticos. Los daños se estiman en 6.4 mdp.