Foto: Especial
Corsair fue creado con una peculiar atención al detalle, diseño fluido con trazos elegantes, cortesía de David Woodhouse, cromo, acentos en piano black, rines de 21 pulgadas, y mucho más

El Lincoln MKC cumplió con su ciclo de vida y deja la generación marcada por siglas atrás, para convertirse en el nuevo Corsair, que comparte la plataforma con el nuevo Ford Escape 2020... y nada más. Corsair fue creado con una peculiar atención al detalle, diseño fluido con trazos elegantes, cortesía de David Woodhouse, cromo, acentos en piano black, rines de 21 pulgadas, y una marcha que John Jraiche, Jefe de Ingeniería del proyecto llama "quiet flight", que describe la intención de Lincoln de ofrecer su propio Dreamliner de tierra.

Foto: Especial
Foto: Especial

Lo más importante de las dos motirizaciones disponibles, ya sea el 2.0 turbo de 250 hp, o el 2.3 EcoBoost de 280 lb-pie, ambos de cuatro cilindros; la transmisión automática de ocho velocidades, la suspensión adaptativa, o cualquiera de los cinco modos de manejo, es que ninguno de estos rompa con el silencio, la comodidad y la sensación de ir sobre las nubes para la que está programado Lincoln Corsair. Se han aplicado nuevas técnicas en las que los bujes y las uniones de la suspensión con el chasis y de éste con la carrocería, hagan más sencillo el aislamiento de ruido que incluye una nueva doble pared al frente, así el motor se percibe por su empuje, y no por su sonido.

Foto: Especial
Foto: Especial

Las alertas acústicas a las que estamos acostumbrados son cosa del pasado en Lincoln Corsair, ya que a partir de hoy podemos escuchar a la Orquesta Sinfónica de Detroit y sus instrumentos para advertirnos si la puerta está abierta o alguna de las llantas bajas. Estos perfectos tonos son reproducidos a través de las 14 bocinas marca Revel estratégicamente colocadas a lo largo y ancho del habitáculo, mismo que presenta vestiduras de piel, insertos de madera y cromo en disposición principalmente horizontal. Lo único decepcionante son los plásticos en la parte inferior de las puertas y en el portón trasero, de muy baja calidad para un vehículo de estas características.

La parte inferior central de la consola es flotante y proyecta el emblema de Lincoln justo al frente de los controles del climatizador, y la iluminación ambiental está presente noche y día. Los modos de manejo a elegir son: Normal, Emoción, Resbaladizo y Condiciones extremas, y la tracción integral es opcional para ambos motores, así como el sistema CoPilot 360 Plus, ya que el regular está equipado de serie en las versiones Select y Reserve. Corsair se fabrica en Kentucky para todo Norteamérica y estará disponible en México en el último trimestre de 2019.

POR ESTEVAN VÁZQUEZ BORCHOWSKY PARA MOTORPASIÓN MÉXICO