Brady jugará su primer partido en la NFL en un equipo diferente a Patriots, luego de 20 años.AP
En el juego de hoy se verá el verdadero potencial de los Buccaneers, cuando se enfrente a uno de los favoritos de la NFC, Saints

La Semana 1 de la temporada 2020-21 de la NFL continúa hoy con un choque de gran intensidad entre los Buccaneers de Tampa Bay y los Saints de Nueva Orleáns, el cual se llevará a cabo en el emparrillado del Mercedes-Benz Superdome, donde estarán frente a frente dos leyendas, que ya tienen su lugar apartado en el Salón de la Fama.

La atención de todos los fanáticos del futbol americano estará puesta en este encuentro dada la magnitud del acontecimiento, pues será el primer partido de Tom Brady guiando las ofensivas de un equipo distinto a los Patriots de Nueva Inglaterra.

Después de 20 años y seis títulos de Super Bowl con Bill Belichick en Nueva Inglaterra, Brady, de 43 años, se mudó al sur para jugar en un talentoso equipo de los Bucs ahora bajo las órdenes del headcoach Bruce Arians.

Brady tiene una gran cantidad de talento con el cual trabajar a la ofensiva, incluido el ala cerrada Rob Gronkowski, quien salió de su retiro para jugar nuevamente con el quarterback. Mike Evans tiene dudas con una lesión en el tendón de la corva, pero Chris Godwin tuvo 86 recepciones hace una temporada. Los alas cerradas OJ Howard y Cameron Brate tuvieron un total combinado de 70 recepciones, y Brate es una gran amenaza en la zona roja.

Los corredores Ronald Jones, Leonard Fournette y LeSean McCoy completan lo que podría ser el mejor grupo de corredores que Brady ha visto. Solo ha habido siete juegos iniciados por un mariscal de campo de 43 años o más en la historia de la NFL, pero Brady ha demostrado que los escépticos estaban equivocados durante 20 años.

En defensa, los Bucs tuvieron una de las mejores de la liga en 2019, con Vita Vea jugando un papel clave en el medio, y Shaquil Barrett lideró la liga con 19.5 capturas.

Por su parte, impulsados por la deuda pendiente de Drew Brees, los Saints buscarán materializar el rendimiento que se espera de ellos, en aras de alcanzar las instancias finales de la temporadas tras decepcionar en el último curso.

Drew Brees también tiene un título propio de Super Bowl y es el líder de todos los tiempos de la NFL en yardas aéreas, casi 3,000 por delante del segundo lugar Brady.

Brees ha lanzado para 77,416 yardas en 19 temporadas. Completó el 74.3 por ciento de sus pases y lanzó para 2,979 y 27 touchdowns a pesar de perderse cinco juegos la temporada pasada. El receptor Michael Thomas estableció un récord de la NFL con 149 recepciones en 2019 y registró 1,725 ​​yardas y nueve touchdowns para los Saints, que tienen marca de 11-4 contra el margen en sus últimos 15 juegos.

El corredor Alvin Kamara es un arma clave para Brees. Los Bucs tuvieron una gran defensa el año pasado, pero Kamara también puede hacer daño como receptor. Tuvo 81 recepciones para 533 yardas restantes con 797 yardas terrestres, y superó las 100 yardas totales en ambos juegos contra los Bucs la temporada pasada.

Además, el corredor estelar, llegará muy motivado luego de que ayer llegó a un acuerdo con Saints para firmar una extensión de contrato de cinco años por 75 millones de dólares, según reveló ayer una fuente a ESPN. El arreglo está valuado en total por 77.133 millones de dólares e incluye 34.333 millones de dólares garantizados, confirmó la misma fuente.