La ocasión hace al ladrón.

PRIMERA. Lo que otrora se jactaba se ser el mejor gabinete de Coahuila, hoy, es el reino del terror. El carro de conducido por Moreira es estirado ahora por: miedo y pánico.

La ruptura del primer círculo del poder se dio en los primeros días del enigmático abril, a través de la sustitución del consejero jurídico. El destituido director de Jurisprudencia llegó a dirigir la estrategia legal.

Por otra parte, los mítines de Riquelme lucen desahuciados, boicoteados por los mismos priístas que pertenecen a las tribus del hermano incómodo. Fotografías de la red evidencian las sillas vacías y el desangelado discurso del candidato que si no levantó en cinco años, no lo podrá hacer en 40 días.

SEGUNDA. Un político pobre, refería Hank González, es un pobre político; esa máxima en Coahuila fue elevada a la quinta potencia.

Vehículos blindados, escoltas, residencias suntuosas, hijos en Europa (no precisamente estudiando), viajes y vestimenta cara, claro, de pésimo gusto constituyen los símbolos del poder de esa nueva clase de riquillos nacidos de esta administración.

La constante es la imposibilidad de justificar esa riqueza por parte de los detentadores. Desde el caudillo que habitaba una modesta casa en el Magisterio, pasando por San Patricio y llegando a San Alberto, al delfín Riquelme que de otra pequeña vivienda a la casa de Las Trojes en Torreón y la nueva en Saltillo en el Campestre hasta el cerebro del sexenio David Aguilón, que de su modestísima casa en Virreyes habita hoy una residencia de dos mil metros en Los Molinos.

La página del delfín Riquelme refiere que tuvo ingresos como alcalde por 78 mil pesos y tiene ingresos por 95 mil 800 pesos por sus actividades comerciales; posee una RAM 2008, una Captiva 2009, un Malibú 2009, una Suburban 2005, una Tahoe 2012, además de una cuatrimoto y un vehículo todo terreno RZR; es propietario de tres casas y de un terreno; en el banco tiene 950 mil pesos; y en el extranjero no cuenta ni con propiedades ni con inversiones.

Un diario de circulación nacional dio cuenta de sus relojes que dan un total de 2 millones de pesos.

La casa en Las Trojes de Torreón está valuada en 22 millones de pesos y si ésta fue adquirida a través de una hipoteca a 20 años, resulta que los abonos mensuales llegarían a la cantidad de 112 mil 976 pesos.

Si vamos a la residencia de Aguillón en Los Molinos, se refiere que el terreno tuvo un costo de nueve millones de pesos en 2009 y que el valor total llega a los 43 millones de pesos, aplicando la misma operación resultarían pagos mensuales al banco por 172 mil 987 pesos. ¿De dónde obtiene sus ingresos?

TERCERA. La jugada fue hecha, el hermano menor resultó más hábil y se cuela como diputado a fin de obtener el fuero necesario para cuando llegue el tiempo del arrase en junio.

Humberto desafió y su jugada implica hacer campaña como diputado, sin tener necesidad más que de obtener sólo el 3 por ciento de la votación del Estado, y poner en jaque al nuevo Gobierno, desde el Partido Joven.

CUARTA. La sentencia de la candidata del PRI a la alcaldía de Piedras Negras fue dictada en la asamblea de la CTM que decidió otorgar el apoyo a Javier Guerrero, en conjunto con la nomenclatura desinflada nigropetense. La plaza ya está perdida y por primera vez en 90 años, la perla fronteriza tendrá una alcaldesa opositora.
De Neruda es el verso: “Por esos muertos, nuestros muertos, pido castigo. Para los que de sangre salpicaron la patria, pido castigo. Para el verdugo que mandó esta muerte, pido castigo. Para el traidor que ascendió sobre el crimen, pido castigo. 
Para el que dio la orden de agonía, pido castigo. Para los que defendieron este crimen, pido castigo. No quiero que me den la mano empapada con nuestra sangre. Pido castigo. No los quiero de embajadores, tampoco en su casa tranquilos, los quiero ver aquí juzgados en esta plaza, en este sitio”.