Acercamiento. El obispo Hilario González sostuvo su primera reunión con integrantes de Fuundec. CORTESÍA
El colectivo buscó la reunión para saber si las madres tendrían el mismo apoyo que anteriormente, tanto con brindar parte de las instalaciones

Este lunes se reunieron por primera vez el colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila con el nuevo obispo de Saltillo, Hilario González, para platicar sobre su postura ante la lucha por los derechos humanos de estas personas, que fueron apoyadas por la Diócesis de Saltillo en años anteriores.

El encuentro tuvo lugar en las instalaciones de la Diócesis, donde se formó el grupo cuando la propia Iglesia estaba encabezada en la ciudad por el ahora obispo emérito fray Raúl Vera López.

El colectivo buscó la reunión para saber si las madres tendrían el mismo apoyo que anteriormente, tanto con brindar parte de las instalaciones, como con la insistencia de los derechos.

“Queríamos darle a conocer nuestras inquietudes, si se iba a seguir trabajando de la mano con nosotros”, expresaron las madres. 

En ese sentido, aseguraron que se obtuvo una respuesta favorable para el colectivo que además está compuesto por familias tanto de Saltillo como de Torreón, quienes tenían la inquietud desde que Raúl Vera dejó de estar al frente de la Diócesis.

“Fue una respuesta muy favorable, nos vamos contentas. En todo momento nos dijo que iba a seguir caminando con nosotros y que si le permitía, en su trabajo, se iba a dar la oportunidad de estar en nuestras reuniones”, expresó Antonieta Mandujano, una de las integrantes de Fuundec.

“Nosotros no generamos dinero en ningún lado ni solicitamos, por eso no tenemos un espacio dónde tener foros, eventos, análisis de casos y parte de esto es que se nos pudiese brindar un lugar; será aquí mismo y solo nos pondremos en contacto con un coordinador”, agregaron