Foto: Especial
El menor se encuentra bajo el resguardo de sus padres; al momento no corre ningún riesgo y se continuará el proceso.

Aunque la Fiscalía General del Estado es quien atiende el caso del presunto abuso sexual de un menor de cuatro años de edad por parte de su abuelo, la Procuraduría para los Niños, las Niñas y la Familia busca atender el caso que conmocionó a la sociedad saltillense para analizar la situación del infante quien segun fuentes extraoficiales de esta dependencia, se encuentra fuera de peligro.

El menor se encuentra bajo el resguardo de sus padres; al momento no corre ningún riesgo y se continúará el proceso.

Cabe aclarar que el menor no sufrió omisión de cuidados y no es necesario que la Pronnif lo resguarde en una casa hogar, pero sí se tiene consideración de ofrecer ayuda psicológica por los hechos que posiblemente vivió.

El reporte se turnó para su investigación hacia el Ministerio Público y se presentará en tribunales en próximas semanas, con el fin de indagar sobre los hechos que señalan al abuelo como supuesto agresor.