Vecinos de estas colonias no tienen los espacios ni protocolos necesarios para montar la casilla
Vecinos señalan que ningún candidato pasó por su colonia

Saltillo, Coahuila.- En una fila sobre el pavimento y al ras del paso vehicular, los votantes de las casillas montadas en la periferia de Saltillo, siguen siendo los de mayor marginación, no sólo por la ubicación de su hogar, sino por las condiciones en las que acuden a votar.

Pues estás casillas ubicadas en las colonias populares operan sin el espacio, las condiciones y protocolos de salubridad necesarios, “echando mano” de sus comedores, mesas y casas particulares para montar una Casilla. 

Módulos como el de la colonia La Minita fueron colocados en cocheras de apenas dos metros de ancho y las urnas fueron ubicadas en casas particulares para que los ciudadanos del mismo sector acudieran a emitir su voto. 

Dónde Funcionarios de Casilla, hicieron uso de lo que tenían a su alcance para montar lo Módulos que permitieran a los saltillenses de la colonia popular acudir a elegir a sus próximos representantes.

“Conseguimos mesas, sillas y pusimos marcas en el piso para que el módulo estuviera bien pero acá ni toldos ni nada, nada más el baño”, señaló Francisco López, escrutador de una casilla ubicada sobre una cordillera de casitas de colores con vista al monte en la periferia de Saltillo.

Dónde los votantes deben esperar en una fila sobre el pavimento, pues en este sector de la ciudad tampoco hay banquetas.

Además, el espacio es tan reducido que mantener la sana distancia es imposible. Mientras que estos módulos no cuentan con suficiente gel anti bacterial o mayor número de escrutadores para orientar a los votantes.

Algunos funcionarios de Casilla señalaron que para las próximas elecciones se debería considerar enviar no el material necesario para llevar a cabo las votaciones sino también la infraestructura para estos sectores que carecen de un lugar adecuado para el proceso.

Por otra parte algunos ciudadanos señalaron que pensé a las muchas mantas que continúan colgadas de sus ventanas o puertas de algunos candidatos, estos nunca acudieron personalmente.

Sino que enviaron cuadrillas de colaboradores para colocarlas y solicitar su voto, sin embargo, aseguraron algunas señoras del sector, “los candidatos ni pisaron su colonia”.