Archivo
Mantienen su posición “en contra de una decisión arbitraria para removerlo y deja dudas sobre investigaciones de casos graves de corrupción"

El coordinador de los senadores del Partido Acción Nacional (PAN), Fernando Herrera Ávila, señaló que la decisión de Santiago Nieto Castillo de retirar su objeción al procedimiento para removerlo como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) es personal.
 
Advirtió que mantienen su posición “en contra de una decisión arbitraria para removerlo, lo cual lesionó a una de las instituciones fundamentales de nuestra democracia, como lo es la Fepade, y que deja dudas sobre investigaciones de casos graves de corrupción, como el de Odebrecht”, sostuvo.
 
Herrera Ávila señaló que en los días previos, quedó demostrado que el Gobierno y las bancadas del PRI y el PVEM en el Senado montaron toda una estrategia para fracturar los acuerdos, el diálogo y las prácticas parlamentarias, con el propósito de forzar una decisión encaminada a ratificar la remoción de Santiago Nieto, con un procedimiento cobijado en la secrecía.
 
Por lo tanto adelantó que lo que viene es restituir la institucionalidad de la Fepade y convocar a las fuerzas políticas y a los diversos sectores de la sociedad a pugnar por la elección de un nuevo fiscal electoral independiente, autónomo y probo, que garantice imparcialidad y rectitud en las investigaciones pendientes y en su participación en los casos que resulten del proceso electoral en marcha.

Mientras tanto, la senadora del PRD, Angélica de la Peña, aseguró que la postura de su bancada no cambia y el debate no termina, “vamos por una FEPADE autónoma e independiente”, advirtió.
 
Consideró lamentable que Santiago Nieto Castillo haya decidido desistir del procedimiento de objeción ante el Senado de la República, en donde expondría lo que a su consideración desacreditaba las imputaciones que se habían hecho a su persona y motivado su cese como titular de la Fepade.
 
Dijo que esta postura es comprensible dado el sombrío clima que el PRI, el PVEM y algunos legisladores del PAN, han impuesto en el Senado de la República con una mayoría artificial y autoritaria.
 
Ante el nuevo escenario en donde se debe nombrar a quien estará al frente de la FEPADE, de la Peña Gómez advirtió que el problema fundamental permanece, pues lo que requiere la nación y el estado de derecho es una Fiscalía contra Delitos Electorales y una Procuraduría General de la República independientes del gobierno, con autonomía de gestión e investigación.
 
“En una democracia no hay cabida para instituciones ni funcionarios a modo; hoy más que nunca antes se requieren instituciones de procuración de justicia independientes de todo poder, con la capacidad y decisión de esclarecer casos como los sobornos de Odebrecht, de manera imparcial, transparente y hasta sus últimas consecuencias”, indicó.