El Obispo Luis Martín Barraza Beltrán invitó a todos los sacerdotes a celebrar la eucaristía diaria, pidiendo a Dios libre al mundo de esta pandemia

Torreón, Coahuila. – El obispo de Torreón, Luis Martín Barraza Beltrán, informó que para seguir enfrentando la contingencia se tomó la decisión de cerrar todas las iglesias y templos en la Comarca Lagunera de Coahuila, porque no se tiene la capacidad para aplicar las medidas preventivas que exigen las autoridades.

En un comunicado emitido por la Diócesis de Torreón, explica que para poder celebrar misas estarían que estar controlando las entradas, con personal bien protegido, pero de todas maneras se correría un gran riesgo.

El prelado invitó a todos los sacerdotes a celebrar la eucaristía diaria, pidiendo a Dios libre al mundo de esta pandemia.

Hoy más que nunca es tiempo de vivir la claridad, mostrando nuestra compasión a todos los enfermos; ser solidarios para socorrer a los beneficios a los desamparados que no tienen hogar ni empleo, finaliza.