AP
El delantero coahuilense pasó del odiado rival de las Chivas para jugar con el Rebaño Sagrado

La llegada de Oribe Peralta a las Chivas se suma a las "traiciones" de Oswaldo Sánchez, Luis García, Ramón Ramírez, Jesús Molina, por mencionar algunos de los futbolistas que han vestido los colores de los dos equipos más grandes de México.

Para el Invierno 98’, Luis García olvidó su pasado azulcrema para defender la elástica del Rebaño, equipo con el cual perdió una final.

Tomada de Internet

Otro ariete que vistió ambas playeras fue Carlos Hermosillo. 

El ariete veracruzano alcanzó la gloria con la playera azulcrema al conquistar cinco títulos de Liga pero con los colores del Rebaño solo vivió tragos amargos. Se despidió de las Chivas tras marcar únicamente ocho pirulos.

Tomada de Internet

Uno de los traidores más recordados es sin duda Oswaldo Sánchez.

Surgido de las fuerzas básicas del Atlas, emigró al América donde jugó de la campaña 96-97 a la 98-99. Para la siguiente campaña, sucedió lo inesperado.

Tras defender las dos playeras antagónicas del Rebaño, firmó con las Chivas, equipo con el cual saldría campeón hasta el Clausura 2006.

Tomada de Internet

El último caso es Jesús Molina. Tras defender los colores del América del 2011 al 2014, el mediocampista pasó por Santos para después recalar en las filas del Rebaño, equipo donde se ha ganado el cariño de la gente por su profesionalismo y entrega.

Tomada de Internet

Peralta se suma a una selecta lista de "traidores" que engalanan el mayor odio deportivo mexicano: Chivas–América.