Talon tiene un gran reto en esta temporada. / Foto: Especial.
El próximo domingo 21 de febrero llegará a Latinoamérica la más reciente temporada de esta serie que expande cada vez más su mundo con historias que nos tienen al filo del asiento

Talon se encuentra en una situación muy complicada: traicionada por su sangre y ante la amenaza de la llegada de un nuevo y oscuro poder, escondido detrás de un afable rostro, a pesar de sus habilidades como guerrera, deberá encontrar nuevos aliados para enfrentarse a este nuevo reto.

Con tres temporadas The Outpost es una de las series más populares del canal SYFY y la tercera entrega de su historia llegará este domingo 21 de febrero a las 20:00 horas a México y en entrevista con VMÁS, sus creadores, Jason Faller y Kynan Griffin, nos contaron más sobre lo que veremos en estos nuevos 13 capítulos.

“Creo que lo que es más excitante acerca de cada nueva temporada de The Outpost es que tenemos la oportunidad de explorar mucho más la mitología que planteamos inicialmente. Creo que la temporada 3 será muy interesante porque aprenderemos más de los Kinj, las pequeñas criaturas brillantes que Talon y Zed tienen, aprenderemos más de qué son, cuál es su historia y la importancia que tienen para el mundo y para nuestros héroes y estamos emocionados de explorar eso”, comentó Griffin en la conversación vía Zoom, a lo que Faller agregó que también se verá la importancia de los King “para los héroes y y los villanos, veremos más Kinj esta temporada e iremos más profundo en qué son y quién los tiene y cuántos tienen”.

Los fans de esta serie destacan, sobre todo, la historia, ambientada en un mundo que sus creadores describen como “ciencia ficción medieval”, pues más que fantasía utiliza elementos explicables dentro de ese universo. Sin embargo, a diferencia de producciones como Game of Thrones o El Señor de los Anillos —con los que se le suele comparar— The Outpost cuenta con un presupuesto cuyos productores saben aprovechar muy bien.

“Creo que nunca me he sentido muy limitado por el presupuesto, no tenemos el presupuesto más grande del mundo, pero creo que todo lo que hemos imaginado hemos encontrado la manera de contar esa historia dentro de los límites de nuestro presupuesto”, explicó Griffin.

“En términos de las cosas que nuestros personajes tienen que atravesar, para de verdad retarlos no tienes que ir más grande, necesitas ir más profundo y siento que, en especial para los retos son para las relaciones de nuestros personajes e introducir nuevos personajes a estas dinámicas y ver cómo reaccionarían a nuevas cosas”, agregó por su parte Faller.

Este dúo de productores y guionistas, autores de otras series del género como Mythica: the Iron Crown y Dragonfyre, reconocen que, aunque de manera fortuita, la serie resultó influenciada por la pandemia de COVID-19 —que detuvo las grabaciones de la tercera temporada durante unos meses— así como por otros acontecimientos del mundo real.

“Esta temporada tiene algunos ecos de la pandemia que podrán ver. Y fue mera coincidencia, no lo planteamos con el COVID en mente. Pero en lo que se refiere al género de la fantasía, pues Jason y yo crecimos leyendo fantasía, viendo fantasía, jugando Calabozos y Dragones, jugando videojuegos de género, entonces creo que algo como una pandemia sí trae a mente muchos escenarios de la fantasía y la ciencia ficción, es muy extraño tener que atravesar algo así en el mundo real, pero definitivamente es algo que hemos explorado en el género”, expresó Griffin.

A esto, su compañero añadió que el género de la fantasía es “una escapatoria” ante los problemas reales a los que nos enfrentamos, y aunque sean explorados dentro del universo de la serie, a final de cuentas, reitera, “es una escapatoria de eso, de lo que es tan real, en especial cuando ahora se ha vuelto tan difícil salir y aventurarte y experimentar cosas en el mundo real”.

Esta producción, cuya cuarta temporada ya tiene el visto bueno del canal, se centra en los conflictos de sus personajes y es lo que ha atraído a sus seguidores, por lo que sus creadores reconocen también la influencia de otros géneros, no solo el ambiente de fantasía/ciencia ficción, en el que se desarrolla la acción.

“Hemos visto The Outpost como una mezcla de géneros”, explicó Griffin, “nunca lo hemos llamado solo fantasía, lo pensamos más bien como ciencia ficción medieval, mucho de los elementos fantásticos están más basados en lo sci-fi, pero también tenemos elementos del género del western”.

Él también llegó a compararlo en algunos aspectos con el western, opinión que comparte Faller, quien añadió que “creo que lo anárquico y lo sin-ley del western y las posibilidades que existen, los niveles de libertad para los personajes; la gente puede hacer cosas malas y salirse con la suya, eso es terrible, y hay héroes y villanos que surgen naturalmente en una situación así y esto es lo que existe con mucha fuerza en The Outpost”.

“Es una locación remota, hay leyes, pero las cosas solo pueden ser controladas dentro de ciertos límites y esa libertad para los personajes, los villanos y nuestro mundo crea un buen conflicto”, expresó.

“También nos influencia lo que sucede en la cultura moderna y nuestra sociedad. Veremos algunas exploraciones, en especial en esta temporada, tal vez algunas de las direcciones políticas que han ocurrido en el mundo, pero también la pandemia será explorada de manera fortuita, y creo que habrá muchos ecos de cosas que están en nuestro día a día”, continuaron, “algo que encontramos, por ejemplo, en los Blackblood, la gente de Talon, es que hay diferentes clanes, y hay diferencias raciales incluso entre los diferentes grupos de The Outpost y creo que eso también hace eco de lo que vivimos”.

Por último, no quisieron despedirse sin invitar al público de México a ver la tercera temporada de The Outpost, que se estrena este domingo 21 de febrero a las 20:00 horas por SYFY Channel, una aventura desde la televisión en la que, adelantan, “se vienen cosas muy fuertes y horribles, es un buen drama”.