El actor mexicano que golpeó a un hombre que luego murió, no puede comer ni dormir y tiene ataques de ira

Pablo Lyle se encuentra en arresto domiciliario en Miami luego de golpear en la cabeza a Juan Ricardo Hernández, un cubano de la tercera edad que falleció cuatro días después de un derrame cerebral.

Sin embargo se han desatado rumores de que el actor no lo está pasando nada bien, pues no puede comer, tampoco duerme, sufre de arranques de ira y depresión y para colmo ha sido amenazado de muerte. 

 

Quien habló del actor fue una fuente que asegura que Lyle se siente amenazado y está hundido en una gran depresión, pues no actuó con dolo contra el hombre de más de 60 años: “Es un actor cumplido y sociable con sus compañeros actores y con la gente con la que trabaja, sin embargo, cuando algo no le gusta, se le sale el diablo y tiene sus arranques de ira; suele ser un poco prepotente, pero cuando se da cuenta de que hizo mal, pide disculpas y trata de arreglarlo inmediatamente. Supe que una vez correteó a un paparazzi porque no le pareció que le tomara fotos en un parque, pero solo trataba de que no dañaran su integridad ni la de su familia. Pablo es muy dulce con su familia y haría cualquier cosa para defenderlos y protegerlos”, relató la supuesta fuente.

De igual forma, la fuente que asegura ser cercana a Pablo Lyle habló cobre cómo tomó la familia del actor esta noticia.

Y es que desde que se dio a conocer el video en el que el actor, Pablo Lylegolpeó a un hombre en la calle, esto tras una discución derivada de un incidente de tránsito, al actor lo han linchado en redes sociales y medios de comunicación. 

El video fue captado por cámaras de vigilancia, donde se observa el instante en el que Lyle tira un puñetazo al rostro del hombre, quién cayó al suelo perdinedo el conocimiento y que, momentos más tarde fue hospitalizado y falleció.

Al momento de los hechos, Lyle estaba se encontraba Miami y se dirigía al aeropuerto (Dolphin Expressway), cuando el conductor del auto en el que viajaba intentó dar vuelta en U atravesándosele a otro carro, cuyo conductor reclamó y donde comenzó el altercado bajándose y golpeando en la ventana del auto en el que se encontraba Lyle como pasajero. Tras hacerse de palabras entre los conductores, el propio Lyle bajó y golpeó en la cara al hombre de origen cubano dejándolo inconsciente en el piso.