Reclamo. Con la clausura de la puerta Mariana exigen al Presidente Andrés Manuel López Obrador que no retire los recursos para atención a mujeres con cáncer. | Foto:Cuartoscuro
Con la clausura de la puerta Mariana exigen al Presidente Andrés Manuel López Obrador que no retire los recursos para atención a mujeres con cáncer

CDMX.- Mujeres diagnosticadas con cáncer de mama, pacientes de VIH y papás de niños con cáncer bloquearon de manera simbólica la entrada principal de Palacio Nacional para exigir que el presidente Andrés Manuel López Obrador atienda sus demandas.

Cuatro lonas con la leyenda “Clausurado” fueron pegadas en la puerta Mariana, enfrente, algunos manifestantes hacen una guardia y cargan pancartas con las consignas: “Todas somos Fucam” y “no al desabasto”.

Al ritmo de varias canciones, las pacientes de Fucam pidieron al mandatario que no retire el subsidio a la fundación para que se puedan seguir atendiendo mujeres con este tipo de cáncer, sobre todo las que fueron diagnosticadas en 2020.

“Que voy a hacer, si de cáncer me muero, ya te adoré y olvidarte no puedo, que voy a hacer, si de cáncer me muero, ya te adoré y olvidarte no puedo”, corearon. 

Luego de que Hugo López - Gatell Ramírez reiteró durante la conferencia matutina que el gobierno no seguirá otorgando recursos públicos a entidades privadas y que las mujeres con cáncer de mama serán atendidas en instituciones como el Incan y el Hospital Juárez y el Hospital General de México, las pacientes de Fucam advirtieron que dichas unidades médicas están saturadas. 

‘Con el cáncer no hay dinero que alcance’

Verónica es paciente de nuevo ingreso en la Fundación de Cáncer de Mama (Fucam). Hace dos semanas la diagnosticaron que tenía esa enfermedad en fase dos.

Cuando supo que la fundación ya no dará atención gratuita, visitó el Instituto Nacional de Cancerología y el Hospital Juárez, pero no concretó la consulta de primera vez. Teme que al ser referida a otro hospital, acceder a un tratamiento sea tardado y el cáncer avance.

“No pido que el gobierno me regale nada, en mi familia somos muy trabajadores, pero con el cáncer no hay dinero que alcance.

“Llegué a Fucam porque la atención que dan, [pero] para mi mala suerte ya no hay apoyo del gobierno y me da miedo que si me mandan a otro lado no me atiendan con la misma rapidez y calidad humana”, comentó.

Mientras Vero se manifestaba frente a Palacio Nacional, junto con otro centenar de mujeres coreó: “Qué voy a hacer si de cáncer me muero, ya te adoré y olvidarte no puedo” para pedir al gobierno que colabore con la Fucam, pero el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reiteró que la fundación ya no recibirá recursos públicos.

“Fucam es una institución sin fines de lucro que recibía su financiamiento del Seguro Popular. Esto en algunos casos es lo más transparente”, dijo.