Foto: Tomada de Internet
Se prevé que en el análisis del informe presidencial cualquiera de las Cámaras del Congreso podrá convocar a Secretarios de Estado

En el análisis que el Congreso de la Unión hará del Quinto Informe de labores, las comparecencias de funcionarios federales deberán estar orientadas a rendir cuentas a la sociedad sin evasivas y sin ocultar hechos de los problemas que lastiman a los mexicanos, como la violencia y la inseguridad, la corrupción y la merma económica de las familias, afirmó el coordinador de los senadores del Partido Acción Nacional en el Senado, Fernando Herrera Ávila.

“Que no se quiera hacer de la glosa del informe presidencial una pasarela de precandidatos a la Presidencia de la República, como atisban ya algunos priistas que se han alineado frente al destape de cuatro secretarios de Estado”, aseveró.

Dejó en claro que si bien la Constitución prevé que en el análisis del informe presidencial cualquiera de las Cámaras del Congreso podrá convocar a Secretarios de Estado, al Procurador General de la República, a directores y administradores de entidades paraestatales, y a titulares de órganos autónomos, el contexto político, social y económico no está para buscar el lucimiento ni la promoción de nadie, dijo.

Herrera Ávila comentó que en la reciente reunión de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República se presentó una propuesta de comparecencias de Secretarios de Estado, incluidos dentro de una cuarteta de aspirantes priistas a la Presidencia.

Explicó que el reglamento del Senado, prevé que el análisis del informe presidencial deberá hacerse por las siguientes materias: política interior, política económica, política social y política exterior, a efecto de verificar el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo y los programas sectoriales.

Con base en lo anterior, la glosa del informe debe sujetarse al análisis de estos temas y llamar sólo a comparecer a los secretarios de Gobernación, de Hacienda, de Desarrollo Social y de Relaciones Exteriores, quienes deben rendir cuentas y no presentar sólo cuentas alegres.

“Necesitamos saber por qué se ha dejado a los mexicanos a merced de la violencia; por qué las personas ven cada día mermado su poder adquisitivo; por qué la pobreza sigue lacerando a millones de familias, y qué futuro nos espera ante la agresiva política estadounidense en contra de México”, puntualizó.