Camadería. Cada vez son más los chavos banda que se integran al proyecto De Barrio en Barrio. Foto: Héctor García
Grupo de jóvenes logra la conciliación entre bandas rivales, quienes participan en labores comunitarias en favor de la ciudad

RAMOS ARIZPE, COAH.- “De Barrio en Barrio” es un grupo de jóvenes banda ramosarizpenses que buscan reintegrarse a la sociedad en un ambiente sano, sin dejar de lado la cultura urbana que los identifica, mezclándola con baile y estudio. 

El proyecto que inició hace casi cuatro años, recorre los barrios más peligrosos de Ramos Arizpe, con la intención de lograr la paz, dándoles a los integrantes de las pandillas otras actividades de interés.

Josué Santos, quien es uno de los fundadores del grupo, indicó que no solo se busca crear la paz entre pandillas rivales, sino que también los jóvenes han encontrado el gusto por ayudar a la sociedad.

“Nosotros empezamos este proyecto hace casi cuatro años, iniciamos con 12 integrantes y ahora cada vez se unen más, les inculcamos la cultura urbana, pero también hacemos actividades sociales”, dijo Josué.

Cultura urbana. El baile, además del estudio y trabajo comunitario, son actividades de los integrantes de Barrio en Barrio realizan desde hace 4 años cuando inició el proyecto. Foto: Héctor García

Carlos Rodríguez, quien también fue de los iniciadores del grupo, indicó que trabajan bajo tres objetivos que son: fomentar la paz, la hermandad y la cultura de barrio, lo que les ha brindado grandes satisfacciones.

“El objetivo es que los cholos o pandilleros, como los llama la sociedad, se reintegren a la sociedad; detectamos los jefes de pandillas y platicamos con ellos, normalmente eran perseguidos por la Policía, por lo que nos costó mucho poder obtener su confianza, sin embargo, lo logramos y de esta manera convencimos al resto de la pandilla”, indicó Carlos.

Actualmente el grupo cuenta con más de 25 chavos, quienes han logrado atraer la atención de más pandillas que se encuentran en búsqueda de la unión, pues el grupo también les ofrece proyección nacional, al visitar varios estados para dar a conocer el movimiento y su cultura.

Las pandilla también realizan actividades de servicio social en su colonia, desde limpieza, hasta pintar bardas, y eliminar el graffitti de los espacios públicos, dejando así de lado la violencia que se vivía de manera latente en la zona oriente y poniente de Ramos Arizpe.

Foto: Héctor García


Aunado a las actividades culturales y de servicio social, los líderes del grupo han logrado despertar el gusto por el estudio en los jóvenes, así como en el ambiente laboral, por lo que también les ofrecen una bolsa de trabajo y la oportunidad de concluir sus estudios en escuelas abiertas.

El éxito del grupo se ha difundido por el municipio, y muchas de las pandillas ya buscan integrarse al proyecto.

 

 

Baile y estudio

De Barrio en Barrio es un proyecto que nació hace cuatro años.
Actualmente cuenta con 25 integrantes.

Además del baile, realizan actividades culturales.

Trabajan con el objetivo de que los “cholos” se reintegren en la sociedad.

A los integrantes se ofrece bolsa de trabajo.

Facilidades para que ingresen a la escuela.