AP
El mexicano culminó la pelea que no pudo llevarse a cabo en nuestro país

Luego del decepcionante final que tuvo el enfrentamiento en la Ciudad de México entre el "Pantera" Rodríguez y Jeremy Stephens, el mexicano volvió al octágono en Boston para llevarse la victoria por decisión unánime. 

El pasado 21 de septiembre, en la Arena Ciudad de México, el combate se tuvo que cancelar a los 15 segundos por un supuesto piquete de ojo del mexicano a Stephens.

La gente reaccionó arrojando cerveza al octágono y tuvo que pasar casi un mes para que se repitiera el combate en el evento coestelar del UFC Fight Night. 

El "Pantera" Rodríguez se impuso con tarjetas de 29-28 ante Stephens. 

 Yair se vio muy agresivo desde el inicio de la pelea y en los primeros instantes atacó con una patada que estuvo cerca de impactarse en su oponente; el mexicano lució mejor, mantuvo su distancia y pateó en repetidas ocasiones a un rival que lo conectó muy poco.

 El pique entre ambos, el cual se notó en días previos con distintas amenazas, era notorio. Al término del primer asalto Yair le enseñó la lengua a su rival, quien respondió agarrándose los genitales frente al “Pantera”. 

 Una patada al hígado dobló a Stephens en el segundo, quien fue derribado con otra patada y ese momento lo aprovechó el mexicano para recetarle una impresionante lluvia de golpes de martillo, y aunque parecía que el réferi detendría la pelea, Jeremy sobrevivió al castigo. El estadounidense reaccionó en la parte final del segundo asalto, llevó a la lona al mexicano y lo conectó con codazos, aunque no fue suficiente y tuvieron que irse al definitivo.

 Yair trató de chocar guantes, pero no quiso Stephens, quien tras aguantar de manera heroica el castigo en el segundo asalto lucía confiado en el definitivo y parecía más agresivo ante un mexicano que lucía ligeramente cansado. 

Jeremy volvió a derribar a su oponente y lo castigó con codos al rostro, y aunque lució mucho mejor en el episodio definitivo no fue suficiente y los tres jueces le dieron el triunfo al mexicano. 

“Tengo que seguir trabajando con la lucha y mi defensa de derribo”, dijo Yair, quien dejó en claro que en el tercer asalto no se sintió en peligro; con esta victoria el mexicano mejoró su récord a 13-2. Con información de Notimex