Foto: Vanguardia/Cuartoscuro
Un juez consideró insuficientes las pruebas que ofreció la Procuraduría capitalina e incluso consideró que la propia Paola pudo haberse disparado

Los homicidios de Paola Ledezma y Alessa Flores generó la movilización de la comunidad transgénero en México para protestar por la ola de violencia en contra de este grupo social.
 
Paola y Alessa son los casos más mediáticos, sin embargo, sólo en 2016 se han producido alrededor de 50 muertes de personas transgénero y transexuales, aunque podrían ser más, debido a que algunos hechos no se denuncian, alertaron activistas.
 
Agregan que México ocupa el segundo lugar en asesinatos contra esta comunidad, según estadísticas del Proyecto Transgénero Versus Transfobia, del Centro de Apoyo a las Identidades Trans.
 
Esta semana  integrantes de la Comunidad Transgénero marcharon a la Secretaría de Gobernación para buscar una mesa de diálogo para exigir medidas de seguridad para esta comunidad.
 
Previamente, las inconformes realizaron una protesta en el Monumento a la Revolución, con el propósito de exigir justicia por los homicidios de sus compañeras, Paola y Alessa, ocurridos en dos sitios distintos de la delegación Cuauhtémoc.

Foto: Vanguardia/Cuartoscuro

Activistas exigieron que los homicidios de estas dos mujeres transexuales sean esclarecidos y se aplique la justicia antes del próximo 13 de noviembre, fecha en que la Ciudad de México conmemora el Día de la Visibilidad Trans.
 
México ocupa el segundo lugar en asesinatos de personas transgénero en el mundo, según estadísticas del Proyecto Transgénero Versus Transfobia, del Centro de Apoyo a las Identidades Trans.
 
A raíz de estos hechos, el senador del PRD, Mario Delgado, propuso que autoridades de todo el país establezcan protocolos y alertas para frenar los homicidios perpetrados contra las mujeres de esta comunidad.
 
El adiós a Alessa, activista  transgénero
 
Con flores, veladores y fotografías, decenas de personas realizaron el 15 de octubre un evento en memoria de Alessa Flores, sexoservidora y activista transgénero asesinada el pasado jueves en un hotel de la Ciudad de  México.
 
Ella era una joven transexual, activista que participaba en mesas de discusión y dando talleres para mejorar los derechos de las trabajadoras sexuales. Además montaba ofrendas cada día de muertos para recordar a sus compañeras fallecidas.
 
Afirmaba que el trabajo de sexoservicio estaba estigmatizado porque implica la venta o renta del cuerpo, sin embargo, argumentaba que se trata de un trabajo legítimo como cualquier otro “así como un obrero, o un oficinista, quienes también venden su cuerpo a cambio de un sueldo.

Juez libera a asesino de Paola Ledezma
 
El 11 de octubre la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) apeló la decisión del juez  Gilberto Cervantes, quien dejó el libertad al presunto asesino de Paola, una sexoservidora transexual ultimada el 30 de septiembre.
 
El juzgador consideró insuficientes las pruebas que ofreció la Procuraduría capitalina e incluso consideró que  la propia Paola pudo haberse disparado.
 
El 4 de octubre, la vicepresidenta de la Comisión de la Diversidad de la Asamblea Legislativa, Rebeca Peralta León, urgió a las autoridades del gobierno de la Ciudad de México investigar el asesinato de una chica transgénero en la capital del país.
 
Peralta León comentó que se trata de Paola, quien fue asesinada el pasado 30 de septiembre en el cruce de Puente de Alvarado y avenida Insurgentes, colonia Buenavista, delegación Cuauhtémoc cuando prestaba sus servicios sexuales.